•   Ciudad de Panamá  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La Corte Suprema de Justicia de Panamá declaró este viernes en rebeldía al expresidente Ricardo Martinelli, quien no se presentó a la audiencia del proceso que se le sigue por el espionaje a opositores a su gobierno, por lo que el fiscal pedirá su detención.

"Lo procedente es señalar que el señor Ricardo Alberto Martinelli Berrocal ha sido y es declarado en rebeldía en este acto de audiencia", dijo el juez del caso, Jerónimo Mejía.

"Para todos los efectos procesales la acción penal se encuentra suspendida con esta declaración" porque la ausencia de Martinelli "no permite que se discuta ningún otro tema en este acto de audiencia", añadió el juez.

El 10 de octubre, el fiscal del caso, Harry Díaz, acusó a Martinelli de espiar a opositores y solicitó emitir una alerta a través de Interpol para dar con el paradero del exgobernante, quien desde enero está fuera del país.

Este viernes se realizó en la Corte Suprema de Justicia, tribunal encargado de investigarlo por su condición de diputado del Parlamento Centroamericano, una audiencia por este caso, a la que el exgobernante no se presentó.

Díaz adelantó al canal Telemetro que este viernes pediría a la Corte Suprema ordenar la detención de Martinelli "a efectos de que comparezca al proceso".

Martinelli es acusado, junto al exdirector de la policía Gustavo Pérez, y al exsecretario del Consejo de Seguridad Alejandro Garuz, de interceptar las comunicaciones de unas 150 personas entre empresarios, periodistas, dirigentes de la sociedad civil y políticos opositores a su gobierno (2009-2014).

 

- Varias causas -

 

Martinelli "está huyendo y hay que buscarlo" para que sea "conducido por los delitos que cometió", dijo el exsecretario general del Partido Revolucionario Democrático (socialdemócrata) Mitchel Doens, una de las víctimas del presunto espionaje, mientras que para el escritor Mauro Zuñiga, también espiado, la ausencia del exmandatario "es un acto de cobardía".

"Hemos sido testigos una vez más de una aberración. Lo que hemos vivido hoy es otro insulto a la justicia", dijo la exministra de Martinelli Alma Cortés, en defensa del expresidente.

El exmandatario derechista también es investigado por la Corte Suprema por la supuesta sobrefacturación en un contrato por 45 millones de dólares en la compra de comida deshidratada para escuelas públicas.

Martinelli, un magnate del sector de supermercados que alcanzó la presidencia prometiendo una cruzada contra la corrupción, es mencionado en otra decena de casos que investiga la justicia en relación a delitos financieros, compras con sobreprecios y cobro de comisiones por el pago de impuestos.

Sin embargo, el expresidente y sus seguidores aducen que todo se trata de una persecución política de su sucesor, Juan Carlos Varela, antiguo aliado de Martinelli hasta que lo cesó de su cargo de canciller en 2011.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus