•   Guatemala  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El quetzal, el ave nacional de Guatemala, se encuentra amenazada por la pérdida de su hábitat y el Consejo Nacional de Áreas Protegidas (Conap) se ha propuesto como meta frenar la fragmentación de sus espacios de anidación y migración para garantizarle la supervivencia.

La secretaria ejecutiva del Consejo Nacional de Áreas Protegidas (Conap), Emma Díaz, reconoció en una entrevista con Efe que en los últimos años la deforestación y la proliferación de nuevos cultivos en los espacios habitados por el quetzal, especialmente de brécol y plantas ornamentales, han amenazado su supervivencia.

Actualmente, el quetzal se encuentra en el listado internacional de especies amenazadas (CITES, por sus siglas en inglés), pero no por falta de ejemplares sino por la "pérdida de hábitat", remarca Edson Flores, jefe de la sección de fauna del Conap.

El ave, cuyo nombre en lengua indígena significa "bella pluma brillante", anida en los bosques nubosos de México, Guatemala, Honduras, El Salvador, Nicaragua, Costa Rica y Panamá, desde donde se desplaza en la búsqueda de alimentos.

En los últimos años los espacios de anidación del quetzal se habrían reducido en un 70 por ciento, lo que habría aumentado la distancia a recorrer por la emblemática ave para alimentarse.

Esta fragmentación de los hábitats es, junto a la caza y la comercialización de esta especie como animal exótico, la principal causa que amenaza la supervivencia del quetzal, que estaría al borde de la extinción según un estudio de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Para frenar cualquier amenaza que pudiera afectar al ave icónica de Guatemala, el Conap ha preparado un plan especial, presentado este martes, en el que estudiará la situación del quetzal en colaboración con instituciones públicas y privadas del país, entre ellas la Escuela de Biología de la Universidad de San Carlos.

Además, se organizarán charlas y talleres en las entidades locales próximas a los hábitats del animal para concienciar a los agricultores sobre la convivencia entre sus cultivos y el espacio de este animal icónico.

Una última estrategia pasa por tratar de recuperar varios de los hábitats en los que habitualmente reside esta emblemática ave.

La inversión total de este nuevo proyecto es de 30 millones de quetzales (casi 4 millones de dólares).

La creación de corredores biológicos, como el del Bosque Nuboso de Baja Verapaz, al norte de la capital de Guatemala, o el recientemente declarado refugio del quetzal en San Marcos son estrategias que el Conap no descarta repetir en otras zonas del país.

Declarado símbolo nacional de Guatemala en 1871, el quetzal, que da nombre a la moneda del país y es conocido también como "pájaro serpiente", maravilla y atrae al turista que recorre las reservas naturales del país.

El inmenso pájaro se aparea entre los meses de marzo a junio, la hembra pone solo dos huevos de color azul verdoso, pero es el macho el que los empolla, y su nacimiento se produce de 18 a 20 días después.

Las crías son mantenidas con la sangre de pequeñas culebras que sus padres cazan para alimentarlas.

El quetzal en su instinto es un ave de rapiña, pero come frutas, alcanza su edad adulta a los 24 años, cuando sus cuatro colas llegan a medir 1,10 metros y su cuerpo 35 centímetros.

El quetzal es reconocido como ave nacional de Guatemala, simboliza la libertad, autonomía e independencia, da nombre a la moneda, es la máxima condecoración nacional (Orden del Quetzal) y Quetzaltenango (segunda ciudad del país) significa "Lugar de Quetzales".

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus