•   Guatemala  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

El presidente de Guatemala, Alejandro Maldonado, pidió ayer suspender la política de “pies secos-pies mojados” y la Ley de Ajuste cubano de Estados Unidos para no beneficiar a unos pocos o, en su defecto, ampliarla “para todos”.

En declaraciones a la prensa, el mandatario guatemalteco explicó que estas normativas otorgan “beneficios solamente a cubanos” para acceder a territorio estadounidense y conseguir la residencia en Estados Unidos, y aseguró además que son un “estímulo” para que los cubanos emigren.

La ley de Ajuste Cubano, vigente desde 1966, y la política de “pies secos/pies mojados” privilegian a los cubanos que logran tocar territorio estadounidense, que pueden solicitar la residencia permanente un año después; mientras que los interceptados en el mar son devueltos a la isla.

Ayer se celebró en México una reunión técnica del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA), en la que Guatemala está representada por el vicecanciller Carlos Ramiro Martínez y el director de Migración, Carlos Pac, donde se analizó la situación de miles de migrantes cubanos varados en Costa Rica.

Solís pide apoyo

El presidente costarricense, Luis Guillermo Solís, anunció el pasado viernes su retiro de las discusiones políticas del SICA alegando falta  de apoyo de los países centroamericanos para permitir el paso de los cubanos que permanecen en Costa Rica.

Desde el 14 de noviembre Costa Rica ha otorgado casi 6,000 visas de tránsito a emigrantes cubanos que llegaron desde Panamá, en donde en este momento hay otros 2,000 esperando recibir el documento.

El gobierno costarricense anunció el viernes que estos serán los últimos cubanos que recibirán visas de tránsito y que quienes sean descubiertos de manera irregular en territorio costarricense serán deportados.

A juicio de Maldonado, el paso por Centroamérica de todos estos cubanos puede crear problemas para la región.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus