•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El departamento estadounidense de Seguridad Interior (DHS, en inglés) prepara un operativo de deportación de “centenas” de inmigrantes indocumentados centroamericanos en las próximas semanas, aseguró el diario The Washington Post, citando fuentes anónimas.

De acuerdo con el diario, la dirección del DHS aún no emitió la autorización final para la operación, pero los planes se concentran en el arresto y deportación de adultos y menores cuya remoción del país ya fue ordenada por un juez de inmigración.

Esos adultos y menores de edad clandestinos serían “detenidos donde sean encontrados e inmediatamente deportados. Se espera que el número (de deportados) se sitúe en las centenas, o tal vez más”, afirmó el diario.

En su mayoría se trata de personas que poseen antecedentes criminales, o que al ingresar a Estados Unidos presentaron una demanda de refugio, pero cuyo pedido fue rechazado por la justicia.

El Salvador no tardó en reaccionar a la revelación. “Es una lamentable decisión” que afecta “a nuestras familias salvadoreñas”, dijo a la AFP la viceministra para Salvadoreños en el Exterior, Liduvina Magarín, quien indicó que fue informada de la decisión por la embajada estadounidense en San Salvador.

De acuerdo con la viceministra salvadoreña, ciudadanos de Honduras y Guatemala también serán afectados por la decisión.

No obstante, consultado por la AFP, el DHS se negó a confirmar la operación, aunque la portavoz Gillian Christensen recordó que la normativa adoptada en noviembre de 2014 establece como prioridad la deportación de individuos que recibieron orden judicial de remoción desde el 1 de enero de ese año.

Agregó que las fronteras no están abiertas a la inmigración ilegal, y que aquellos que no califican para asilo u otro tipo de ayuda y tienen orden de remoción, serán deportados.

En la frontera

La versión del Post sobre esta operación se conoce dos días después que el DHS anunció las estadísticas oficiales sobre inmigración ilegal en el año fiscal 2015, que muestran claramente un retroceso en el número de detenciones en la frontera al segundo menor nivel desde 1972.

De acuerdo con las cifras divulgadas, las detenciones de ciudadanos mexicanos se redujeron en 18% en relación con el año fiscal 2014, al tiempo que los casos con ciudadanos provenientes de países de América Central cayeron 68%.

En tanto, en el año fiscal 2015 el DHS condujo 426,463 deportaciones o expulsiones de inmigrantes en situación irregular.

Además, la oficina de Inmigración (ICE) “removió o retornó” a 235,413 individuos a su país de origen, y destacó que la absoluta mayoría de ellos eran personas con antecedentes criminales.

No obstante, la Patrulla Fronteriza indicó que la detención de inmigrantes ilegales en octubre y noviembre casi se duplicó respecto al mismo periodo del año pasado, aunque estos datos forman parte del año fiscal 2016 (que va de octubre de 2015 a septiembre de 2016).

También aumentaron en un 106% los arrestos de niños migrantes no acompañados, alcanzando 10,588 casos.

La oleada de 2013

En el verano boreal de 2013 Estados Unidos vivió una súbita oleada migratoria, con la llegada de miles de niños sin compañía de adultos, principalmente de Centroamérica, que huyen de la pobreza y la violencia.

La crisis conmocionó al país y obligó al Gobierno a decretar medidas de emergencia ante un inminente desastre humanitario.

El Gobierno centralizó en el DHS todas las tareas de rediseñar su seguridad fronteriza, y con ello los números de la oleada migratoria comenzaron a declinar.

Donald Trump, el precandidato presidencial republicano favorito, se alegró de la propuesta. “Wow, gracias a la presión que puse, comenzarán las expulsiones a gran escala. ¡Ya era hora!”, escribió en un tuit el magnate, conocido por sus declaraciones contra los inmigrantes.

Por su parte Hillary Clinton, aspirante presidencial favorita entre los demócratas, dijo estar “muy preocupada” por el tema. “Nuestro país debe servir de refugio a aquellos que lo precisan. Y debemos guiarnos por un espíritu de compasión y de generosidad cuando tratamos estos asuntos”, declaró su portavoz Xochitl Hinojosa en la cadena CNN.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus