•   Tegucigalpa, Honduras  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los países del Triángulo Norte de Centroamérica aseguraron ayer que están “dando seguimiento conjunto” a las recientes redadas de migrantes realizadas por Estados Unidos y pidieron a este país aprobar una reforma migratoria integral.

Honduras, El Salvador y Guatemala, las tres naciones que componen el Triángulo Norte de Centroamérica, hacen un “seguimiento conjunto” a las acciones de detención y deportación de inmigrantes irregulares que realizan autoridades de Estados Unidos, según un comunicado divulgado por la Cancillería hondureña.

Estas acciones serán aplicadas para los inmigrantes que hayan ingresado a territorio estadounidense de forma irregular a partir del 1 de enero de 2014 y, particularmente, a las unidades familiares que ya cuenten con una orden final de deportación emitida por un juez, añade el documento.

El Gobierno estadounidense informó el pasado lunes de la deportación de 121 inmigrantes indocumentados, en su mayoría centroamericanos, detenidos el pasado fin de semana en una serie de operaciones en los estados de Georgia, Texas y Carolina del Norte.

Respetan leyes DE EE.UU.

Las tres naciones centroamericanas señalan que “son respetuosas de las leyes internas de cada país” y abogaron porque EE.UU. apruebe una “reforma migratoria integral”, la cual ha sido postergada, que contribuiría “a la solución estructural de esta problemática”.

Enfatizan además que son “conscientes de que la migración debe ser abordada de manera integral, corresponsable y humana”.

Las tres naciones centroamericanas han instruido a sus consulados en Estados Unidos para que asesoren a compatriotas que lo soliciten o sean afectados por estas medidas migratorias.

En caso de detención, el personal consular debe “velar porque los derechos humanos de los connacionales sean respetados en todo momento, garantizando el debido proceso, así como un trato digno y humano”, señala el comunicado.

En el caso de los menores de edad, las misiones diplomáticas deben “velar también porque se garantice el principio del interés superior del niño”.

Honduras, El Salvador y Guatemala también reafirmaron “su compromiso” de continuar promoviendo iniciativas para desincentivar la migración irregular de sus ciudadanos hacia Estados Unidos.

El Triángulo Norte de Centroamérica promueve el Plan Alianza para la Prosperidad, una iniciativa que busca reforzar las instituciones, mejorar la seguridad y frenar la migración irregular de sus ciudadanos.

“Este plan persigue crear y ofrecer empleos y oportunidades económicas a los habitantes de los países del triángulo norte de Centroamérica en sus propios países”, destaca la nota.

Los tres países centroamericanos acordaron en noviembre de 2014 el Plan Alianza, que cuenta con el apoyo de Estados Unidos y el Banco Interamericano de Desarrollo.

El Congreso de Estados aprobó el 18 de diciembre pasado una partida de 750 millones de dólares para contrarrestar la migración de menores de edad, a través del Plan Alianza, y el fortalecimiento institucional en Honduras, Guatemala y El Salvador.

La cantidad es 25 % menor a la solicitada por el presidente estadounidense, Barack Obama, quien t solicitó 1.000 millones de dólares para que dichos Estados puedan trabajar por persuadir a sus ciudadanos de emigrar al norte.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus