•   Liberia, Costa Rica  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La salida del primer grupo de 180 cubanos varados en Costa Rica desde noviembre despertó sentimientos encontrados de esperanza entre los que permanecen en el país centroamericano, y angustia para los que no disponen de los 555 dólares requeridos para viajar hasta el sur de México.

Los primeros emigrantes isleños que intentan llegar a Estados Unidos salieron la noche del martes en un vuelo a El Salvador, desde donde siguen en bus a Tapachula, en el sur de México, para continuar el trayecto por su cuenta.

El viaje hasta esa localidad mexicana, coordinado por la Organización Internacional de Migraciones (OIM), de la ONU, tiene un costo de 555 dólares incluyendo transporte terrestre y aéreo, alimentación, impuestos y seguro médico.

"Esto es una bendición, si todo sale bien en este viaje pronto podremos salir los demás", dijo a la AFP Joel González, de 34 años, administrador de un hospital en la ciudad oriental cubana de Holguín.

Alojado en un albergue de la Iglesia metodista en la ciudad costarricense de Liberia, 200 kms al noroeste de San José, González dice estar ansioso por llegar a Estados Unidos para comenzar a trabajar y mandar a buscar a su esposa e hija cuando tenga residencia.

A su lado, el coordinador del albergue, Wesnier Cuenca, quien trabajaba en un restaurante en Isla de la Juventud, se muestra preocupado por la incertidumbre sobre cuándo podría continuar su camino.

"Yo vengo con mi esposa y mi hija de tres años, y tengo cuatro hijos más en Cuba, necesito trabajar para mandarles algo", comentó Cuenca, de 47 años.

Faltan alimentos en albergues

Pero su mayor consternación es la falta de alimento en el albergue, que ha sido sustentado por la Iglesia metodista y que, según él, no ha recibido ayuda del gobierno costarricense como otros albergues.

"Tenemos arroz para tres días y más nada. No sé qué vamos a comer si esto se sigue alargando", advirtió, apuntando que en el grupo hay cinco niños y dos mujeres embarazadas que no tienen leche para tomar.

A pocos kilómetros del lugar, en un albergue de la iglesia Bethel, Yandy Herrera se muestra consternado sobre la posibilidad de salir porque no tiene cómo pagar el traslado a México.

"Tengo 4,000 colones en la cartera (7.5 dólares), no puedo ni siquiera llamar a mi familia en La Habana porque es caro, cuesta más de un dólar el minuto. Este (Costa Rica) es un país VIP, todo es muy caro y no nos dan permiso de trabajo", se quejó.

A muchos les falta el dinero para su viaje

Haciendo cuentas, dijo que además de los 555 dólares por llegar a Tapachula, necesita 350 dólares para atravesar México y 150 más para llegar a Las Vegas, donde pretende radicarse junto a sus amigos Julio César Vega, Héctor Mayea y Antonio Machado, que lo acompañan en el albergue.

La víspera, la directora de Migración de Costa Rica, Katia Rodríguez, dijo a los isleños congregados en la localidad norteña de La Cruz, cerca de la frontera con Nicaragua, que buscaran el dinero requerido para pagar el viaje, y que quienes dispusieran de los recursos tendrían prioridad en salir de Costa Rica en los siguientes vuelos, que deberán reanudarse la próxima semana.

"Si es así, ni modo, vamos a ser los últimos", lamentó Herrera, quien trabajaba en restauración de antigüedades en la capital cubana.

 

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus