•   Guatemala  |
  •  |
  •  |
  • EFE

En su visita a Guatemala para la investidura de Jimmy Morales, el rey emérito de España Don Juan Carlos no ha parado de reír. Su anfitrión, comediante de profesión, se ha encargado de arrancarle las mayores sonrisas.

Usted era el Rey, pero "yo estaba en el Prado", bromeó Morales en un juego de palabras con la localidad madrileña de Prado del Rey, donde en 1999 el futuro presidente de Guatemala ejerció como becario del Instituto de Radio Televisión Española.

Entre risas y confidencias, Don Juan Carlos y Morales intercambiaron agasajos y palabras de cariño sobre ambos países, cuyas relaciones son hoy una "puerta" para el intercambio económico y cultural entre Europa y Latinoamérica.

En su maleta, el rey emérito traía una felicitación de su hijo, el rey Felipe VI, y una invitación a que Morales visite España "cuando sea posible".

Don Juan Carlos empezó a sonreír antes de reunirse con Morales. Guatemala lo recibió con un día agradable, lejos del invierno europeo, pero con la fuerza del sol caribeño, tamizado por unas nubes blancas que resistían inmóviles.

Tras bajar de un avión de la fuerza aérea, Don Juan Carlos se encontró con la recepción honorable de los cadetes de la Escuela Politécnica de Guatemala, que arma en ristre dieron la bienvenida oficial al representante español.

De ahí, Don Juan Carlos se trasladó al centro de la ciudad donde lo esperaba Morales para hacerle sonreír.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus