•   Washington, EEUU  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Gobierno de Estados Unidos renovó ayer su alerta de viaje a El Salvador debido a que el nivel de violencia y criminalidad continúa siendo "muy elevado" en el país centroamericano.

En un comunicado divulgado en Washington, el Departamento de Estado precisó que la advertencia a los ciudadanos estadounidenses sustituye, con una actualización, la emitida el 22 de junio del año pasado.

"Desde el aumento de la violencia en el verano de 2015, la tasa de asesinatos actual en El Salvador está entre los más altos del mundo, con una tasa de 103,1 asesinatos por cada 100.000 habitantes durante 2015", afirma la nota.

"Desde el aumento de la violencia en el verano de 2015, la tasa de asesinatos actual en El Salvador está entre los más altos del mundo". Comunicado del Departamento de Estados.

En comparación, la tasa en EE.UU. es de un 4,5 por cada 100.000 (habitantes). Aunque los ciudadanos estadounidenses no están señalados como objetivos, la violencia generalizada aumenta enormemente la posibilidad de que alguien esté en el lugar erróneo en el momento equivocado", subraya el Gobierno norteamericano.

Estadounidenses

Desde enero de 2010, un total de 38 ciudadanos estadounidenses han sido asesinados en el Salvador, de los que solo siete casos han resultado en condenas, señala el Departamento de Estado, al agregar que "la mayoría de los crímenes graves nunca se resuelve" por la falta de recursos del Gobierno salvadoreño.

En ese mismo periodo, 449 nacionales de Estados Unidos denunciaron el robo de sus pasaportes, mientras que otros fueron víctimas de actos violentos.

Los delitos habituales en el país centroamericano, remarca el Departamento de Estado, incluyen "extorsiones, atracos, agresiones en carreteras, invasiones de casas y robo de vehículos".

También avisa EE.UU. del peligro de las "maras" (pandillas), que cuentan con miles de miembros en El Salvador dispuestos al "uso letal de la fuerza" y dedicados a actividades como el tráfico de armas y droga, el asesinato por encargo y los secuestros.

Condenados

Dos pandilleros salvadoreños, miembros de la pandilla Barrio 18, fueron condenados a 16 años de cárcel por asesinar a Miguel Ángel Cortez Lima, informó ayer la Fiscalía de El Salvador.

Según el ente fiscal, el hecho ocurrió el 9 de mayo de 2015 en las cercanías de la terminal de autobuses del departamento de Santa Ana (noroeste).

Los implicados, fueron identificados como Rigoberto Alexander García Moreno y Óscar Edgardo Salazar Serrano.

El Salvador es asediado por las pandillas Mara Salvatrucha, Barrio 18 y otras minoritarias, como la Máquina de mantener al país como uno de los más violentos del mundo.

Asimismo, son señaladas por cometer la mayoría de ataques contra los miembros de los cuerpos de seguridad (policía y Ejercito).

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus