•   Ciudad de Guatemala  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Centenares de guatemaltecos se manifestaron ayer en la Plaza de la Constitución, frente al Palacio Nacional de la Cultura, para advertir al nuevo gobierno que encabeza Jimmy Morales, que no van a tolerar la corrupción.

Representante de al menos 30 colectivos sociales que se organizaron el año pasado tras los actos de corrupción que le costaron el cargo al presidente Otto Pérez Molina, en prisión preventiva, realizaron este sábado la primera protesta pacífica.

"Estamos presentes y estaremos vigilantes en los próximos meses".  Comunicado Colectivo Justicia Ya.

La manifestación "no es en contra del gobierno" sino es "simplemente" para decir que "estamos presentes" y que "estaremos vigilantes en los próximos meses", dijo un dirigente social.

"Tolerancia 0 a la corrupción, tolerancia 0 a la impunidad, tolerancia 0 a los privilegios",  fue la principal consigna en las pancartas de los guatemaltecos que agitaron sus pequeñas banderas azul y blanco al compás del sonido de sus tambores y vuvuzelas.

Un comunicado divulgado por el colectivo "Justicia Ya" señala que la población quiere cambios estructurales y que los corruptos no deben tener privilegios.

Los manifestantes pidieron al presidente Jimmy Morales la destitución de su ministra de Comunicaciones, Sherry Lucrecia Ordóñez, juramentada el pasado jueves junto a los otros 13 ministros del Gabinete de Gobierno, por haber sido una contratista del Estado.

Morales, quien asumió la Presidencia ese día en sustitución de Alejandro Maldonado, dijo ayer que si el nombramiento de Ordónez no se ajusta a la ley "no se le dará posesión".

En su discurso de toma de posesión, el nuevo mandatario guatemalteco hizo un llamado a todos los sectores a unirse contra la corrupción, y advirtió que quienes se roben los recursos públicos se les aplicará todo el peso de la ley.

La corrupción le costó la Presidencia a Pérez Molina, quien renunció al alto cargo el 3 de septiembre pasado y ahora se encuentra en prisión preventiva a la espera de que la justicia decida su futuro.

El expresidente y su vicepresidenta, Roxana Baldetti, también detenida, fueron acusados por el Ministerio Público (MP) y la Comisión  internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig) de ser los supuestos líderes de la trama de corrupción conocida como "La Línea".

Exalcaldes acusados

Un juzgado de Guatemala emitió hoy órdenes de arraigo por investigaciones de corrupción contra dos exalcaldes, uno de ellos hijo del expresidente Otto Pérez Molina, Otto Pérez Leal.

Una de las medidas fue emitida contra el exedil de la localidad guatemalteca de Chinautla Arnold Medrano, acusado del delito de lavado de dinero, con el fin de de garantizar que permanezca en el país mientras se realizan las investigaciones.

En contra de Medrano Menéndez, el Ministerio Público (MP-Fiscalía) tiene a su cargo la investigación de una denuncia por un caso de transacción sospechosa presentada por la Intendencia de Verificación Especial (IVE), por lo que en julio del 2015 se presentó una petición de antejuicio.

Medrano supuestamente benefició con 24,9 millones de quetzales (3,2 millones de dólares) a integrantes de su familia.

El exalcalde fue detenido el pasado mes de octubre acusado de haber lavado más de 20 millones de quetzales (1,3 millones de dólares) de recursos de la municipalidad de Chinautla entre 2005-2006, y recuperó su libertad en viembre bajo una fianza de 800.000 quetzales (más de 104.000 dólares).

De acuerdo con la Fiscalía Contra el Lavado de Dinero del MP, Medrano, que llevaba 24 años como alcalde, contrató a personas particulares y empresas para beneficiarse de recursos del Ayuntamiento, por lo que también lo acusa del delito de abuso de autoridad.

Además del exjefe edil fueron arrestados en octubre cuatro empleados de la municipalidad. La otra orden de arraigo fue contra del exalcalde de la municipalidad de Mixco e hijo del expresidente Otto Pérez Molina, Otto Pérez Leal.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus