•   Washington, EEUU  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Dos senadores de Estados Unidos revelaron hoy los graves abusos que han sufrido algunos menores inmigrantes indocumentados, la mayor parte de Centroamérica y a los que el Gobierno puso bajo custodia de malhechores que los explotaron laboral y sexualmente.

"Menores vulnerables y traumatizados, abusados por quienes los tenían en custodia, fueron forzados a trabajar en condiciones agotadoras, literalmente sin ningún pago y mientras vivían en condiciones insalubres y peligrosas", denunció hoy la senadora demócrata Claire McCaskill en un subcomité del Congreso de EE.UU.

Las acusaciones de McCaskill se basan en una investigación, impulsada también por el senador republicano Rob Portman y que expone los fallos que ha cometido supuestamente el Departamentos de Salud (HHS) a la hora de proteger a menores que llegaron de forma ilegal a EE.UU. huyendo de la violencia de sus países de origen.

El Departamento de Salud (HHS) es el brazo del Ejecutivo responsable de buscar una casa de acogida segura para los niños mientras la Justicia determina si pueden permanecer en Estados Unidos o si deben ser expulsados a sus países de origen.

En el informe de la investigación, al que tuvo acceso Efe, los senadores afirman que 13 menores han sido víctimas de trata de personas y que otros 15 niños podrían haber sufrido abusos, aunque resaltan que es imposible conocer el número total de víctimas porque el HHS "no tiene ninguna manera de seguir estos casos".

"El HHS colocó a una menor de 16 años con alguien que decía ser su primo. La realidad es que esa persona no tenía ninguna relación con la menor y además había pagado para que ella pudiera venir a EE.UU. La menor, que ya había sufrido abusos sexuales en su país, fue obligada a tener sexo con ese individuo", denunció McCaskill.

Este es, según la senadora, solo uno de los casos en los que el Gobierno del presidente Barack Obama actuó de forma irresponsable al conceder la custodia temporal de menores a individuos que, en vez de protegerlos, abusaron de ellos.

La mayor parte de los abusos que retrataron los senadores fueron laborales, como muestra el caso de un adolescente de 17 años que vivía con otros 14 menores en condiciones deplorables y que fue obligado a trabajar 12 horas al día hasta ponerse "literalmente enfermo", según denunció la senadora McCaskill.

Tanto McCaskill como Portman, presidente del subcomité de Investigaciones del Senado, acusaron al Departamentos de Salud (HHS) de haber incurrido en "fallos sistemáticos" que perjudicaron a los menores y que podían haberse evitado fácilmente.

Según los senadores, los funcionarios del HHS no comprobaron si las personas que iban a vivir con el menor tenían antecedentes penales, no visitaron las casas donde se iban a alojar los niños y tampoco investigaron si varios menores estaban siendo realojados en una misma dirección, lo que podría dar pistas sobre abusos.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus