•   Tegucigalpa, Honduras  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, declaró hoy el estado de emergencia nacional por la propagación del virus del Zika, enfermedad que afecta a 3.700 personas en ese país desde diciembre pasado.

La emergencia fue decretada en la sesión del Consejo de Ministros, dirigido por el presidente Hernández, indicó la ministra asesora de Estrategia y Comunicación, Hilda Hernández, en un mensaje en su cuenta oficial de la red Twitter.

La ministra hondureña de Salud, Yolany Batres, dijo hoy a periodistas que el país contabiliza solo este año 3.649 casos de infecciones por zika, que se suman a los 51 registrados en diciembre pasado, cuando se confirmó el primer caso en la nación.

En la reunión del Consejo de Ministros, la funcionaria instó a la población a "tenerle temor" al mosquito Aedes Aegypti, transmisor del zika, dengue y chikunguña.

Enfatizó que la prevención es la principal herramienta para reducir el impacto del zika, y recomendó a las familias mantener limpios los patios y no guardar agua en recipientes al aire libre.

Te interesa: Nicaragua suma 11 casos positivos del virus Zika

En una comparecencia ante la prensa en la Casa Presidencial, el secretario del Consejo de Ministros, Ebal Díaz, dijo que los alcaldes hondureños se involucrarán en las labores de combate al zika.

"Esto es un asunto del pueblo hondureño y todos unidos tenemos que trabajar" en su combate, subrayó el funcionario.

Medidas preventivas

El Consejo de Ministros también ordenó la activación del Sistema Nacional de Gestión de Riegos (Sinager) para coordinar y reforzar las medidas preventivas ante la propagación del zika en Honduras.

La declaración de emergencia en Honduras se da después de que el Comité de Emergencias de la Organización Mundial de la Salud (OMS) anunciara una emergencia sanitaria de alcance internacional para los casos de microcefalia y de desórdenes neurológicos aparecidos en Brasil.

Para prevenir el contagio de la enfermedad, maestros, alumnos y padres de familia se sumaron hoy a las labores de limpieza y destrucción de criaderos del zancudo en los centros educativos y sus alrededores.

La representante de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) en Honduras, Ana Treasure, pidió por su parte a los hondureños no bajar la guardia ante el virus. "Tenemos que movernos a eliminar los criaderos de zancudos", subrayó Treasure, quien indicó que existe "un vínculo" entre el síndrome de Guillain-Barré y el zika.

Además llamó la atención a la ciudadanía para que continúe colaborando en "la labor de prevención" para erradicar los criaderos de mosquitos, que normalmente escogen zonas con agua limpia estancada para reproducirse.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus