•   San Salvador  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los restos del expresidente salvadoreño Francisco Flores (1999-2004) fueron trasladados ayer a las 13:00 hora local después de un rito católico, hasta una funeraria en el municipio de Antiguo Cuscatlán (suroeste) donde serán incinerados.

Al acto religioso asistieron familiares, amigos y correligionarios de la Alianza Republicana Nacionalista (Arena), que lo llevó al poder tras derrotar en las urnas al excomandante de la guerrilla del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), Facundo Guardado.

El exgobernante de Guatemala, Alfonso Portillo (2000-2004), quien fue liberado el pasado mes de marzo tras pasar cinco años en una cárcel estadounidense por los delitos de lavado de dinero y corrupción, asistió al funeral y lamentó la muerte de Flores.

"El expresidente Flores se caracterizó por la humildad y sencillez en la política, eso aprendí de él y es un error que lo hayan acusado de corrupción, porque todos somos humanos y cometemos errores porque nadie es perfecto", señaló Portillo a la prensa.

En el lugar también estuvo la expresidenta de Panamá, Mireya Moscoso (1999-2004), quien no dio reacciones a la prensa.

SIN HONORES

El funeral de Flores, fallecido el sábado anterior después de pasar 6 días en coma clínico, inició ayer  cerca de las 10:20 hora en una iglesia de Antiguo Cuscatlán, bajo custodia policial y la presencia de cientos de personas.

Las exequias del exjefe de Estado iniciaron este domingo, en la funeraria Montelena de la referida localidad, sin los honores de Estado correspondientes a Flores, porque fue presidente de la República y del Congreso, a petición de la familia.

"Para nosotros como familia vienen días tristes sin su presencia", pero "nos sentimos en paz porque nuestro amado padre, esposo, hermano y amigo está ya en los brazos de Dios", dijo Juan Marco Flores, hijo del exmandatario durante la misa.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus