•   San Salvador, El Salvador  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

El fiscal general de El Salvador, Douglas Meléndez, anunció este martes que investigará una tregua que las peligrosas pandillas pactaron para contener la violencia en marzo de 2012, y rota un año después, para determinar cómo se estableció.

"Vamos a hacer una investigación seria (de la tregua), porque la población se merece una respuesta de éste tema", indicó el fiscal general en una improvisada rueda de prensa.

En marzo de 2012, las violentas pandillas Mara Salvatrucha (MS-13) y Barrio 18, las principales del país, pactaron una tregua a la que se sumaron otras pandillas minoritarias.

Con la tregua, facilitada por el gobierno del expresidente Mauricio Funes (2009-2014), los homicidios bajaron de un promedio de 14 a 5 a diario.

En virtud de esa tregua, líderes pandilleros fueron sacados de una cárcel de máxima seguridad y trasladados a presidios de menor seguridad.

No obstante, a finales de 2013 esa tregua se rompió y los homicidios tomaron nuevamente una tendencia al alza.

Con la llegada del nuevo gobierno del presidente Salvador Sánchez Cerén en 2014, las autoridades de seguridad pública impulsaron medidas represivas contra las pandillas para intentar contener el alza de la violencia generada por esos grupos.

En febrero de 2015, se ordenó que casi una treintena de líderes pandilleros fueran trasladados a la cárcel de maxima seguridad en Zacatecoluca, 56 km al sureste de San Salvador.

Este martes, el fiscal general explicó que su antecesor, Luis Martínez, ordenó una investigación para determinar cómo se estableció la tregua y si funcionarios del gobierno de Funes se involucraron para lograr que se estableciera, pero aseguró que lo investigado fue poco y esos resultados "no llevan a conclusiones concretas".

Meléndez aseguró que el expresidente Funes será citado a declarar ante la Fiscalía para que explique lo que conoció de esa tregua.

Funes aseguró insistentemente que su gobierno únicamente había facilitado condiciones para ese pacto pandillero, pero que nunca negoció nada con esos grupos.

Actualmente, las autoridades señalan a las pandillas como principales causantes de la violencia en el país.

En 2015, se registraron en El Salvador 6,657 homicidios (18.2 diarios), con lo que pasó a ser una de las naciones sin guerra más violentas del mundo, con un promedio de 104 homicidios por cada 100,000 habitantes.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus