•   San Salvador, El Salvador  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

La Corte Suprema de Justicia de El Salvador (CSJ) fue notificada hoy sobre la captura de 4 de los militares requeridos en España por la matanza de 6 padres jesuitas en 1989, confirmó un portavoz del Tribunal Primero de Paz a Acan-Efe.

La fuente indicó que el "oficio de notificación" fue enviado a las 12:00 hora local (18:00 GMT) a la sede central de la CSJ, que decidirá lo que procede en el caso. Los detenidos quedaron bajo la jurisdicción del Tribunal Primero de Paz la tarde del sábado, cuando la Policía los trasladó desde los calabozos de la División de Transito Terrestre en San Salvador.

El máximo tribunal salvadoreño debe notificar a la justicia española sobre la detención de los uniformados y esta tendrá un máximo de 60 días para hacer la solicitud formal de extradición, explicó el abogado Lisandro Quintanilla, quien representa a 13 de los 17 militares involucrados.

Los detenidos se mantendrán en la sede de la División de Tránsito Terrestre ya que no es necesario que sean presentados ante el tribunal supremo, aclaró el jefe de prensa del Centro Judicial Isidro Menéndez, Ulises Marinero, en declaraciones a Acan-Efe.

La noche del viernes anterior, la Policía de El Salvador procedió a la captura de los 16 militares retirados, logrando la detención de 4 de ellos, mientras que los demás quedaron prófugos.

Los detenidos son: el coronel Guillermo Alfredo Benavides, los sargentos Ramiro Ávalos Vargas y Tomás Zárpate Castillo, y el cabo Ángel Pérez Vásquez, todos militares retirados. El exviceministro de Defensa Inocente Montano, también implicado en el hecho, aguarda en Estados Unidos para ser extraditado a España, después de que una jueza de ese país avalara el proceso el pasado viernes.

Lisandro Quintanilla señaló hoy que los militares prófugos no se entregarán a las autoridades del país centroamericano, en respuesta a la petición del presidente salvadoreño, Salvador Sánchez Cerén, que los exhortó a entregarse porque "es lo mejor para el país".

Las víctimas de la masacre, perpetrada en el marco de la guerra civil salvadoreña (1980-1992), fueron los jesuitas españoles Ignacio Ellacuría, Segundo Montes, Ignacio Martín-Baró, Armando López y Juan Ramón Moreno, y el salvadoreño Joaquín López, así como su colaboradora Elba Julia Ramos y su hija Celina.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus