•   Guatemala.  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

Guatemala y Costa Rica, cuya relación comercial de más de 1.000 millones de dólares representa "casi la mitad" del comercio de Centroamérica, tomarán la iniciativa para convertirse en motores de desarrollo y lograr así la unión regional definitiva y duradera.

"Las dos naciones tienen una responsabilidad muy importante en convertirse en motores de desarrollo regional centroamericano", manifestó hoy en Guatemala el presidente costarricense, Luis Guillermo Solís, después de mantener un encuentro a puerta cerrada con su homólogo guatemalteco, Jimmy Morales.

Solís llegó este jueves a Guatemala para una visita de Estado que se prolongará hasta el próximo domingo.

Después de la reunión, que duró unos 40 minutos, ambos mandatarios comparecieron ante la prensa para explicar los acuerdos alcanzados, y fue ahí donde Solís fue enfático en decir que el Sistema de la Integración Centroamericana (SICA) debe modernizarse y atender a los nuevos tiempos.

"(Se) requiere de un sistema de integración que funcione (...) que se mueva, que tome la iniciativa, que exprese verdaderamente la voluntad de nuestros gobiernos de avanzar en esta idea de la unión centroamericana", dio Solís.

Agregó que, para ello, la región debe buscar "una posición armónica conjunta" ante los foros internacionales.

Costa Rica, que forma parte del SICA junto con El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá, Belice y República Dominicana, abandonó el pasado diciembre la mesa política del organismo.

Argumentó que no había encontrado apoyo regional para solucionar una crisis de miles de migrantes cubanos que quedaron varados en suelo costarricense por el cierre de la frontera nicaragüense a los isleños que buscan llegar a EE.UU.

Luego, el Gobierno costarricense amplió sus razones a que sus propuestas para reformar el SICA, en asuntos como la transparencia financiera y la evaluación de resultados, no habían sido atendidas por el resto de miembros.

Respeto a los derechos humanos

Solís afirmó este jueves que "pronto" su país participe completamente en el SICA, aunque reconoció que ello pasa por "pensar seriamente los desafíos de la región" y emprenderlos "desde la integración, con un espíritu efectivo (y) eficaz que responda a las necesidades" de los pueblos.

"La unidad (...) no solo debe ser una expresión territorial, sino que debe expresarse claramente en acciones positivas como las que el presidente (Jimmy) Morales y yo queremos emprender del progreso mayor de Centroamérica", manifestó sin dar mayores detalles.

Tras la comparecencia ante la prensa, Solís acudió a una sesión solemne de Congreso, donde pronunció un discurso en el que exhortó a los países a fortalecer el respeto a los derechos humanos porque "son el anclaje jurídico para que los estados no se salgan de control".

Como un repaso a lo acaecido en los últimos años, Solís recordó los acontecimientos políticos vividos en América Latina, especialmente en Guatemala, donde grandes movilizaciones ciudadanas se expresaron en contra de la corrupción y la impunidad.

"Estas movilizaciones encendieron faros de esperanza" y "son una alerta para los políticos y los partidos que no son capaces de garantizar más que el ascenso individual en el poder sin incluir a las personas", proclamó enfático tras reconocer a la prensa que la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) había desempañado un trabajo emblemático.

En abril de 2015, la CICIG, un ente creado por la ONU en 2007, y el Ministerio Público (MP-Fiscalía) desarticularon una red en el ente recaudador de impuestos supuestamente liderada por el expresidente Otto Pérez Molina y la ex vicepresidenta Roxana Baldetti, quienes por el caso renunciaron a sus cargos y ahora están detenidos a la espera de saber si serán enjuiciados.

"La CICIG ha sido fundamental a lo largo de los años, con sus luces y sus sombras", zanjó Solís, "encantado" de estar en un país, "la hermana mayor" de Centroamérica, al que lo unen "grandes lazos fraternos".

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus