•   Washington, EEUU  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Un grupo de más de medio centenar de congresistas demócratas presentaron ayer un proyecto de ley en la Cámara Baja de Estados Unidos que pretende garantizar apoyo legal a los niños centroamericanos que llegan al territorio estadounidense por la frontera sur, huyendo de la violencia de sus países.

La ley "Un día justo en la Corte para los niños", cuya versión en el Senado fue presentada hace unos días de la mano del líder de la minoría demócrata, Harry Reid, busca "proteger a los niños y otros grupos vulnerables en los procedimientos de inmigración, garantizando el acceso a la asistencia, programas de orientación jurídica, y los servicios de gestión de casos".

La nueva legislación garantiza el debido proceso para los niños y las personas vulnerables, y ofrece una alternativa a las redadas del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, en inglés) que ponen en riesgo a las personas que envían a los países peligrosos donde se enfrentan a amenazas de violencia, abuso, o incluso la muerte.

"Es evidente que tenemos un sistema de inmigración fallido y que muchos niños y personas vulnerables que buscan una mejor vida en nuestro país se enfrentan a grandes obstáculos". Xavier Becerra, presidente del Caucus Demócrata.

"Tenemos la obligación moral de asegurar que estos niños y otras poblaciones vulnerables que buscan protección en nuestra nación reciban el debido proceso, y no son simplemente deportados a los peligros y los terrores por los que han arriesgado tanto para escapar", dijo la congresista por California Lucille Roybal-Allard.

Trato justo

Por su parte, el presidente del Caucus Demócrata, Xavier Becerra, consideró que "cada persona merece recibir un proceso legal justo", y los niños y jóvenes inmigrantes que escapan de Centroamérica deben "tener acceso a un proceso legal" que les dé la oportunidad de contar sus historias personales.

"Es evidente que tenemos un sistema de inmigración fallido y que muchos niños y personas vulnerables que buscan una mejor vida en nuestro país se enfrentan a grandes obstáculos. Le hago un llamado al presidente de la Cámara de Representantes Paul Ryan, llegó el momento de actuar", insistió Becerra.

En el año fiscal de 2015, las autoridades de EE.UU. detuvieron a 39,970 menores sin acompañante en la frontera con México, un 42% menos que en el mismo período del año pasado, cuando cruzaron la frontera 68,541 niños, según anunció en noviembre la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza.

En total, teniendo en cuenta todas las agencias federales encargadas de inmigración, incluidas el ICE y la CBP, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) efectuó 406,595 arrestos de inmigrantes indocumentados y 462,463 operaciones migratorias, en las que se incluyen deportaciones y retornos voluntarios.

La inmigración proveniente del Triángulo Norte de Centroamérica se ha disparado en los últimos años debido a la grave situación de violencia que viven El Salvador, Honduras y Guatemala, la cual provocó una oleada de inmigración infantil en el verano de 2014 que fue calificada como crisis humanitaria.

El Gobierno de Estados Unidos lanzó además a principios de año un programa de redadas para la detención de inmigrantes provenientes de esos países que hubieran llegado al país en el último año, una medida rechazada por muchos de los senadores demócratas.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus