Acan- Efe
  •   Tegucigalpa, Honduras  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Un alcalde hondureño y un expolicía, más otras once personas ligadas a pandillas armadas que fueron detenidas la semana

pasada mediante la Operación Avalancha, encabezada por el Ministerio Público, fueron remitidos ayer a prisión.
Tras una audiencia que duró 21 horas, un juez con jurisdicción nacional en Tegucigalpa dictó auto de formal procesamiento y prisión preventiva contra los trece acusados por lavado de activos y asociación ilícita para delinquir, indicaron fuentes del poder judicial.

Entre los acusados figuran el alcalde del municipio de Talanga, Jorge Romero, y el expolicía Álvaro García, quien fue separado de la Policía en 2012 porque no pudo justificar una tenencia de unos 17 millones de lempiras (unos 745,941 dólares) entre dinero y bienes inmuebles, según fuentes de la Secretaría de Seguridad de Honduras.

Los acusados estarían ligados a la Mara Salvatrucha, conocida como MS-13, a la que se le atribuyen múltiples crímenes entre muertes, secuestros, extorsión, entre otros. La defensa del alcalde Fredy Velásquez dijo que procederá a interponer un recurso de apelación.

HASTA 2017

La Operación Avalancha, que según las autoridades de la Secretaría de Seguridad continuará al menos hasta 2017, inició además con el aseguramiento de decenas de casas y otros inmuebles, y la incautación de más de 11 millones de lempiras en efectivo (más de 483,000 dólares).

Pandillas armadas como la MS-13 y la M-18, consideradas las más peligrosas, controlan desde hace años varios territorios en algunas de las ciudades más importantes de Honduras.

Las pandillas también operan en Guatemala y El Salvador y en muchas ocasiones han llevado a cabo acciones combinadas entre países.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus