•   Tegucigalpa, Honduras  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Las autoridades hondureñas emprendieron una novedosa estrategia contra la Mara Salvatrucha (MS-13) decomisando los negocios a sus líderes, quienes amasan fortunas y residen en opulentas viviendas a punta de extorsiones a comerciantes y transportistas.

Como resultado de una operación denominada "Avalancha", las autoridades bloquearon 137 cuentas bancarias a integrantes de la organización y decomisaron una decena de viviendas, un pequeño hospital en la ciudad de San Pedro Sula, norte, y 188 vehículos, detalló el jefe de la Policía de Investigación de la Fiscalía, Ricardo Castro.

Doce líderes y colaboradores de la agrupación fueron arrestados por la Policía, entre ellos el alcalde de la ciudad de Talanga, ubicada 50 km al este de la capital, Jorge Neftaly Romero, y el exsuboficial de policía Ernesto García.

En el curso de las investigaciones "detectamos que la MS-13 no estaba siendo abordada y se adoptó una estrategia diferente, atacando sus recursos económicos", explicó el fiscal Oscar Chinchilla.

Los esfuerzos, agregó, estaban más concentrados en capturar a los jóvenes de la Pandilla 18 (rival de la MS-13) que se mueven por los barrios y terminales del transporte público de las principales ciudades cobrando extorsiones.

Avalancha de incautaciones

La operación iniciada el 23 de febrero y sin plazo de conclusión ha permitido en sus primeras semanas de operación la incautación de 9 millones de dólares entre propiedades, vehículos y cuentas bancarias, según la Policía.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus