•   Washington, EE.UU  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Departamento de Estado de EE.UU. insistió hoy en la necesidad de que haya una investigación "inmediata, completa y transparente" sobre el asesinato de la líder indígena hondureña Berta Cáceres, pero no llegó a exigir una pesquisa independiente, como piden numerosos activistas.

Más de 220 organizaciones de derechos humanos, indígenas, ambientales, laborales y de otros ámbitos enviaron la semana pasada una carta abierta al secretario de Estado de EE.UU., John Kerry, para pedirle que promueva una "investigación independiente" sobre el asesinato de Cáceres.

El Departamento de Estado ha "recibido la carta" y pretende "responder" pronto a las organizaciones, aseguró a Efe un portavoz de esa agencia gubernamental.

"Hemos pedido una investigación inmediata, completa y transparente, y apoyaremos aquellos mecanismos que aseguren que los responsables responden ante la Justicia", agregó.

No obstante, el portavoz no llegó a respaldar la idea de una investigación independiente de la que dirige la Policía de Honduras.

En la carta enviada el jueves, los grupos urgieron a Kerry a que respalde una investigación internacional independiente, conducida por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) sobre el asesinato de la activista, y que inste al Gobierno hondureño a "cooperar plenamente con esa investigación".

"Esa investigación independiente es esencial dada la falta de confianza en el sistema judicial (de Honduras), la impunidad reinante, incluido en casos relacionados con defensores de derechos humanos, y la naturaleza emblemática de este caso", indican las organizaciones en su carta.

Entre los grupos firmantes están la Oficina de Washington para Latinoamérica (WOLA) y el Centro para la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL); además de organizaciones defensoras de los derechos humanos como Oxfam America y grupos de defensa del medio ambiente como Sierra Club o Global Witness.

Cáceres, líder y cofundadora del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (Copinh), fue asesinada el pasado día 3 de marzo en su casa en la occidental ciudad La Esperanza, al parecer por dos hombres que portaban armas de fuego, según la información preliminar.

En el ataque también resultó herido el activista mexicano Gustavo Castro, director de la asociación Otros Mundos Chiapas, quien aún permanece en Honduras por orden de un juzgado.

El embajador estadounidense en Honduras, James Nealon, dijo el viernes pasado que un equipo de investigadores de EE.UU. llegó el pasado 6 de marzo a La Esperanza para sumarse a la indagación del crimen contra Cáceres.

Según informes de los medios locales, el equipo incluye a dos agentes del Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés).

La carta enviada la semana pasada a Kerry también aboga por detener el proyecto de presa "Agua Zarca" contra el que protestaba Cáceres, y pide a EE.UU. "suspender toda asistencia y capacitación para las fuerzas de seguridad hondureñas" mientras "permanezcan impunes los asesinatos" de varios activistas del país.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus