•   Tegucigalpa, Honduras  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Cientos de indígenas y negros se concentraron ayer en la capital de Honduras para marchar en reclamo de justicia por el asesinato de la ambientalista Berta Cáceres, perpetrado hace dos semanas sin que hayan trascendido avances en las investigaciones.

Miembros de las siete etnias de Honduras acudieron a la capital desde sus comunidades en diferentes departamentos para encontrarse en un club social del sindicato de la cervecería, desde donde tenían previsto marchar a la sede del Ministerio Público.

EL CASO CÁCERES

"El pueblo (indígena) pech está presente para exigirle al Gobierno de Honduras que se aclaren varias muertes, como la de la compañera Berta Cáceres", declaró a periodistas Germán López, miembro del grupo indígena que habita en los departamentos de Olancho y Gracias a Dios.

Cáceres, una indígena lenca y coordinadora del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (Copinh), fue asesinada a tiros el pasado 3 de marzo por desconocidos que entraron a su vivienda en La Esperanza, oeste, e hirieron al mexicano Gustavo Castro, el único testigo del crimen.

Salvador Zúniga, exesposo de Cáceres, denunció que la policía impidió el paso a algunos de los grupos de indígenas que se transportaban hacia la capital.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus