•   El Salvador  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Personal técnico del Gobierno salvadoreño desconectó hoy cuatro radio bases de señal telefónica cercanas a centros penales, con el objetivo de impedir que los reos puedan realizar llamadas desde el interior de las cárceles, desde donde los pandilleros ordenan crímenes.

Las antenas desconectadas son las ubicadas en el caserío La Manzanera, en el cantón La Cruz y en el Cerro Cacahuatique, todas en la jurisdicción de Ciudad Barrios en San Miguel; además se procedió a la desconexión de la radio base del Cerro Cacahuatique, departamento de Morazán (este).

Las desconexiones se efectuaron después de que los especialistas técnicos realizaran pruebas de campo para verificar el tráfico de la señal telefónica al interior de los centros penales de Ciudad Barrios y San Francisco Gotera para determinar la ubicación geográfica de las radio-bases que emiten señal en esas zonas.

Te interesa: Congreso salvadoreño aprueba medidas para recuperar el control de cárceles

En este operativo, que sigue en marcha durante todo este domingo, tiene como finalidad la ejecución de las medidas excepcionales decretadas y se realiza con la participación de la Superintendencia General de Telecomunicaciones, la Dirección General de Centros Penales y la Policía Nacional Civil.

El pasado 1 de abril, el Gobierno salvadoreño inició una ofensiva con la aprobación parlamentaria de una serie de medidas para impedir que los líderes presos de esos grupos sigan ordenando homicidios y extorsiones y frenar así la ola de violencia que agobia al país.

Una de las medidas establece el corte de las telecomunicaciones en las cárceles y otorgan al Gobierno la prerrogativa de aplicar "todas las medidas necesarias e indispensables" para que las empresas suspendan sus señales, como la remoción de las antenas cercanas y la instalación de nuevas en un perímetro de 500 metros. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus