•   San Salvador  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El bufete panameño Mossack Fonseca está dispuesto a cooperar con la Fiscalía salvadoreña en la investigación que esta realiza a los 33 salvadoreños supuestamente vinculados a los "papeles de Panamá", en el marco de la cual fueron allanadas las oficinas de la firma en la capital de El Salvador.

 

"Mossack Fonseca está siempre dispuesto a cooperar con las autoridades que soliciten información por los canales legalmente establecidos y cumpliendo con los requerimientos de la legislación respectiva", señaló el director de Relaciones Públicas, Carlos Sousa, en un comunicado difundido ayer en medios salvadoreños.

La colaboración del citado bufete tiene como "fin que se aclare toda esta situación lo antes posible".

La Fiscalía y Policía salvadoreña allanaron el viernes las oficinas de Mossack Fonseca ubicadas en una zona exclusiva de la capital.

Según el ente fiscal, "buena cantidad de equipo informático" fue requisado en el local del bufete, del que sus empleados retiraron al pasado jueves el rótulo identificativo, "porque se están trasladando", señaló el encargado de la sucursal, en San Salvador.

El bufete panameño lamentó la forma en que se realizó la intervención de sus instalaciones en El Salvador por "no haber sido contactados previamente a nuestras oficinas para ofrecer la declaración", y catalogó de falsa la información de medios locales que vincula a empresarios de ese país.

Según el diario digital El Faro, los documentos filtrados indican que más de 220 empresas fueron creadas bajo la sombrilla de la firma panameña de abogados, que entre 2000 y 2015 trabajó con al menos 33 clientes salvadoreños.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus