•   Tegucigalpa, Honduras  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, dijo hoy que la Policía de su país será depurada, certificada y fortalecida, y anunció el cierre y demolición de las oficinas de la Dirección de esa institución en el Cuartel de Casamata para construir en el sitio un parque.

"Aquí no hay ninguna otra opción más que depurar la Policía, certificarla y repotenciarla, porque eso es lo que merece el Estado de Honduras", subrayó el gobernante en declaraciones al canal 3 de la televisión local.

Hernández sancionó el viernes un decreto aprobado un día anterior por el Parlamento de su país que declara como emergencia la depuración de la Policía por la supuesta implicación de agentes y oficiales en el asesinato del zar antidrogas Julián Arístides González, el exasesor antidrogas, Alfredo Landaverde y el fiscal Orlan Chávez, entre 2009 y 2013.

El gobernante señaló que la Policía y otras instituciones tienen abiertas "hasta la última oficina" para colaborar con el Ministerio Público en la investigación sobre el crimen de González.

El asesinato de González, un militar de carrera, habría sido planificado en noviembre 2009 por la cúpula de la Policía y mandos intermedios a petición de un narcotraficante.

Un megaparque

El mandatario anunció además que las oficinas de la Dirección de la Policía en el Cuartel de Casamata en Tegucigalpa serán cerradas y destruidas, y se construirá en ese lugar un "megaparque" que servirá de espacio de diversión para las familias.

"Pronto sacaremos a toda la gente de Casamata, vamos a destruir todos estos edificios y vamos a construir un parque para que todas las personas cercanas de allí puedan beneficiarse", explicó.

Con la destrucción del Cuartel de Casamata "nos borramos de la historia eso (todo lo sucedido en esas oficinas)", enfatizó el gobernante, quien dijo que la Policía Comunitaria debe acercarse a los vecinos de la zona para garantizar su seguridad.

Destacó además la formación de nuevos policías, pero advirtió que "el renacer de la nueva Policía debe estar en manos de gente que goce de la confianza del pueblo y del Estado".

Señaló que se le consultará a los ciudadanos sí desean que el nuevo parque lleve el nombre del asesinado zar antidrogas, por cuyo crimen hasta ahora nadie ha sido enjuiciado en Honduras.

"La mejor distinción que podemos hacerle al general (Arístides González) es que los juzgados, que los tribunales, que el Ministerio Público den con el paradero de quiénes fueron (sus victimarios), hacer justicia y también explicarle al pueblo hondureño de qué madera estaba hecho ese hombre", explicó.

Sobre la depuración de la Policía, el mandatario señaló además que las personas que denuncien ante una comisión encargada de ese proceso recibirán protección.

"Creo que es una medida oportuna que el Congreso Nacional ha incluido, vale la pena aprovecharlo", dijo Hernández, quien considera necesario reducir "más el riesgo para quien vaya a dar información" para avanzar en el proceso de depuración de la Policía.

No obstante, apuntó que ahora se cuenta con "mecanismos" como la tecnología que permiten "mandar una denuncia" sin que la persona se exponga.

"Ese espacio es necesario darlo también para los integrantes de la misma Policía, de los mismos operadores de justicia que pueden tener información", precisó.

Denuncias

Explicó que su Gobierno ha venido implementando un sistema de denuncias sobre la extorsión, que por ahora en proceso de prueba, por lo que aseguró "nos ayudará muchísimo, porque el mecanismo será altamente efectivo en cuidar del anonimato del denunciante".

Indicó que si el denunciante es miembro de un grupo delictivo éste podrá "tener acceso a una reducción en la pena, puede tener acceso a recompensa también para cuidar su familia e inclusive sacarlo del país".

El mandatario expresó que los buenos policías y sus familias deben tener "la plena seguridad que vamos a encargarnos de estar vigilante de que no se vaya a cometer un atropello".

Por ello, solicitó a los policías que "sigan haciendo bien su trabajo, los que lo han venido haciendo, y si tienen información de gente que ha deteriorado la imagen de su Policía, también es el momento de hablar".

La Policía hondureña esta en proceso de depuración desde 2011 debido a que ha sido salpicada por denuncias de corrupción por parte de sus agentes y oficiales involucrados en asesinatos y otros delitos.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus