•   Guatemala  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Los altos índices de desnutrición que se registran en poblaciones mayas guatemaltecas y la persecución de la que son víctimas sus líderes, por defender la tierra y los recursos naturales, son las principales preocupaciones del Foro Permanente para las Cuestiones Indígenas de Naciones Unidas.

"Tenemos muchas preocupaciones sobre este tema en Guatemala. Hemos recibido fuertes denuncias en la ONU de la persecución criminal y del encarcelamiento de líderes indígenas", declaró en una entrevista con Efe uno de los vicepresidentes de ese foro, el guatemalteco Álvaro Pop, de la etnia maya Quiché.

Comentó que los 16 expertos independientes del Foro Permanente sobre Cuestiones Indígenas de Naciones Unidas, que se reúnen esta semana en Guatemala en una sesión preliminar de cara a su asamblea en mayo próximo en Nueva York, evaluarán la realidad de estos pueblos en el país centroamericano.

Pop dijo que la situación guatemalteca es "más preocupante" que en otras regiones del mundo, dada la relación de exclusión que ha existido históricamente entre los indígenas y el Estado.

"En los últimos tres años hemos recibido en Nueva York denuncias sobre expropiación de tierras y de usurpaciones de la propiedad comunitaria, lo cual es una injusticia", apuntó.

Sobre el despojo de al menos 28 fincas del que fueron víctimas indígenas y campesinos en Izabal (caribe) y Petén (norte) por una red criminal desarticulada la semana pasada, el dirigente indicó que serán las asociaciones y las autoridades de gobierno las que pongan en conocimiento del Foro el asunto y "nosotros haremos las preguntas necesarias".

La ampliación de la frontera agrícola en beneficio de los monocultivos que ha provocado la disminución de la capacidad de producir alimentos en las comunidades indígenas es otro asunto que interesa al Foro, añadió.

En Guatemala, se estima que la deforestación para actividades agropecuarias, consumo de leña, producción de madera y crecimiento urbano ronda las 50.000 hectáreas anuales.

Pero lo que más "preocupa" son los altos índices de desnutrición crónica, que han aumentado en las regiones indígenas y ya están por encima del 50 por ciento, aseguró.

De acuerdo con los resultados del Cuarto Censo Nacional de Talla divulgado en noviembre pasado, existen municipios como el caso de San Mateo Ixtatán, en el departamento noroccidental de Huehuetenango, donde la prevalencia de las desnutrición crónica es del 78,5 por ciento.

Este municipio está entre los 66 que se incluyeron como prioridad en el Pacto Hambre Cero, que se ha impulsado desde 2004 como parte de las estrategias para combatir esa enfermedad y la pobreza.

"Hay municipios tremendamente graves en donde la desnutrición y los indicadores son dramáticos para un país que, aparentemente, tiene crecimiento económico y condiciones que tendrían que llevar al desarrollo", lamentó.

La Encuesta Nacional de Condiciones de Vida de 2014 también reveló que el 50 por ciento de los indígenas vivían en la pobreza.

"El tema indígena es de primer orden en Guatemala en términos de realidad de maltrato, pero tiene similitudes con otras regiones del mundo y América Latina", aseveró.

Pop explicó que este año, Guatemala decidió organizar la sesión preliminar del Foro Permanente e invitó a los 16 expertos para intercambiar información y hacer un análisis sobre la realidad de los pueblos indígenas para evaluar cuáles serán los puntos que se discutirán en la asamblea de mayo próximo en Nueva York.

Durante su permanencia en el país, los expertos independientes se reunirán con representantes del Gobierno, del Congreso, de las asociaciones indígenas y de las agencias de la ONU para tener una perspectiva de la situación y a partir de eso hacer un tipo de orientación a los estados, dijo.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus