•   Tegucigalpa, Honduras  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El vocero de la Misión de Apoyo Contra la Corrupción e Impunidad en Honduras (Maccih) de la Organización de Estados Americanos (OEA), Juan Jiménez, dijo hoy que si agentes estatales participan en el asesinato de personas en el país centroamericano, "la situación es crítica y diabólica".

Jiménez indicó en Tegucigalpa que la Maccih llega "en momentos difíciles para Honduras, luego del condenable asesinato de Berta Cáceres -el 3 de marzo-, que ha conmocionado al pueblo hondureño y a la comunidad internacional".

"Llegamos también en medio de un hecho público de grandes connotaciones, la gravísima denuncia de un medio de comunicación sobre los asesinatos de Julián Arístides González (zar antidrogas, en 2009) y Alfredo Landaverde (exasesor en narcotráfico, en 2011), en donde participaron elementos de la Policía", agregó.

La denuncia con nombre y apellidos de los oficiales y mandos intermedios de la Policía Nacional que habrían asesinado a González y Landaverde la hizo la semana pasada el diario The New York Times.

Jiménez señaló que "Honduras ya puso muchos muertos" y que "las víctimas de la delincuencia común y las víctimas de la delincuencia organizada son demasiadas".

"Y si bien hay un descenso en las cifras que denota un esfuerzo del Gobierno, hay todavía mucho, muchísimo por hacer", agregó.

"Pero si además, en la comisión de crímenes participan agentes estatales, la situación es crítica, es diabólica y tiene que detenerse de forma inmediata", enfatizó.

Añadió que el proceso de depuración policial iniciado la semana pasada por una comisión que nombró el presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, "tiene que servir al país para contar con una Policía comprometida con el servicio público y no con el crimen".

"Necesitamos una policía técnica, un cuerpo policial que enfrente a la delincuencia y asegure a los ciudadanos la paz y la tranquilidad que necesitan para su sana convivencia social y familiar", acotó.

Jiménez también destacó que el asesinato de la defensora de derechos humanos y ambientalista indígena Berta Cáceres, en el occidente de Honduras, "representa un duro golpe para todos".

Dijo que Cáceres fue una "mujer valiente y luchadora, y un icono de la lucha por los derechos humanos en el país".

"Su asesinato necesita ser esclarecido, no solo Honduras, el mundo necesita saber quién o quiénes mataron a Berta Cáceres, todos exigimos justicia y que se sancione a los responsables con la mayor firmeza y con todo el rigor de la ley", expresó Jiménez.

El exministro peruano que dirige la Maccih participó hoy en Tegucigalpa en el inicio de la visita de los miembros del Mecanismo de Seguimiento de la Convención Interamericana contra la Corrupción (Mesicic) de la OEA para dar continuidad a sus recomendaciones sobre transparencia, integridad y rendición de cuentas en Honduras.

En opinión de Jiménez, se requiere una investigación profunda, técnica y con todas las garantías judiciales para llegar en los asesinatos denunciados a la verdad y superar la situación de impunidad en la que han estado inmersos.

Agregó que la labor de la Maccih no se centra en lamentar y condenar crímenes como los señalados en estos momentos, porque han venido a trabajar con Honduras en el combate a la corrupción, pero que no se puede ser insensible a hechos que indignan porque nadie tiene derecho a tomar una vida ajena.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus