•   Guatemala  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La protesta campesina que se realiza hoy en Guatemala en demanda de tierras, subsidio y nacionalización de recursos naturales, causa millonarias pérdidas a la economía y provoca un caos vial en las carreteras del interior del país.

Según el presidente de la Cámara de Comercio de Guatemala (CCG), Jorge Briz, la manifestación en al menos 29 carreteras le costará a Guatemala 50 millones de quetzales (unos 6,5 millones de dólares).

El dirigente empresarial dijo a periodistas que no están en contra de las manifestaciones pero exigen que se respete la libre locomoción para no perjudicar, sobre todo, el transporte de productos perecederos y el comercio.

La Corte de Constitucionalidad (CC), la máxima instancia jurídica del país, solicitó hoy a las autoridades, en especial a la Policía Nacional Civil (PNC), que se garantice el libre tránsito de personas y vehículos durante la protesta, pero también el derecho de la población a manifestarse.

En las carreteras del interior del país, según lo han divulgado medios locales y las redes sociales, se observan interminables filas de vehículos particulares y del transporte de carga, debido a que los campesinos tienen bloqueadas rutas importantes para el tráfico.

La poderosa cúpula empresarial aglutinada en el Comité de Asociaciones Comerciales, Industriales y Financieras (Cacif) rechazó los bloqueos de las carreteras porque "impactan de forma negativa en la población trabajadora, la productividad y el desarrollo".

En la protesta, convocada por la Coordinadora Nacional de Organizaciones Campesinas (CNOC) y el Comité de Desarrollo Campesino de Occidente (Codeca), entre otros, participan miles de campesinos e indígenas pobres.

Leer más: Campesinos convocan a huelga indefinida en Guatemala

La manifestación, como parte de un paro nacional convocado por estas organizaciones, afecta el tráfico hacia la costa sur, frontera con México y El Salvador, hacia el Atlántico y zonas del norte de Guatemala, aunque hasta ahora no se han registrado incidentes.

EFEEn la capital un reducido grupo de campesinos llegó a las afueras del Congreso y sus dirigentes sostuvieron una reunión con miembros de la Junta Directiva del Parlamento la cual calificaron de "fracaso".

"Lo único que pudimos evidenciar es el desorden y descalabro administrativo que hay en el Congreso", se lamentó Francisco Sandoval, uno de los dirigentes de Codeca en declaraciones a Efe.

Sandoval explicó que demandan un subsidio para los campesinos, "no importa" el monto sino que se establezca la asistencia en el presupuesto del Estado para este sector de la población que históricamente ha sido abandonado por los gobiernos de los últimos 60 años.

Otro dirigente de Codena, Miguel Ixcal, expresó a Efe en Totonicapán, donde existen bloqueos, que las protestas exigen que el Congreso y el presidente Jimmy Morales atiendan un pliego de peticiones que les entregaron el 10 de febrero.

Las demandas son de corto, mediano y largo plazo, acotó Sandoval, quien lamentó que hasta ahora el Gobierno no haya atendido sus peticiones.

Anunció que los bloqueos serán levantados una vez sean atendidos por el presidente, Jimmy Morales.

La manifestación ha sido calificada de "innecesaria" por el vocero presidencial, Heinz Hiemann, al explicar que el presidente "está abierto al diálogo" para buscar soluciones a las exigencias del colectivo campesino.

El abril pasado miles de personas recorrieron el país para reclamar el cuidado del medio ambiente y el derecho del acceso al agua exigiendo la recuperación de ríos, lagos, lagunas y costas marinas. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus