•   San José, Costa Rica  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

El Ministerio de Agricultura y Ganadería de Costa Rica (MAG) informó hoy de que continúan en alerta para proteger a los animales y cultivos en las comunidades más afectadas por las constantes erupciones de ceniza del volcán Turrialba.

"Nuestros funcionarios regionales trabajan hasta doce horas diarias, los siete días de la semana, para poder distribuir la ayuda que estamos brindando en coordinación con la Comisión Nacional de Emergencia. Seguiremos recorriendo las fincas para valorar los daños", afirmó el viceministro de Agricultura y Ganadería, Felipe Arguedas.

Según el reporte del MAG, la ceniza emanada en los últimos días ha afectado de forma "severa" a fincas ubicadas en las localidades de Palmira, Buena Vista, Bajo Rojas y Guarumos, próximas al volcán, en la provincia de Cartago.

El Servicio Nacional de Salud Animal (Senasa) recomendó mantener el ganado en los establos, lavarle bien los ojos, la piel y la boca para limpiar la ceniza, así como cubrir las fuentes de agua.

El MAG también indicó que según los últimos análisis los vegetales y hortalizas que se cosechan en la zona cercana al volcán se pueden consumir sin ningún tipo de riesgo.

"Los análisis descartan, por el momento, la presencia de metales pesados en la ceniza, por lo tanto, la producción que se coseche en las zonas aledañas o afectadas, es inocua, y puede consumirse. La única recomendación es lavarlos con agua potable", explicó Arguedas.

En las faldas del volcán varias comunidades producen la mayor cantidad de hortalizas y vegetales que consume la población costarricense, entre otros, papas, cebollas, zanahorias, brócoli, cebollín y repollo.

El pasado 20 de mayo el volcán Turrialba, ubicado en la provincia de Cartago, a unos 70 kilómetros de San José, realizó una de las erupciones más potentes de los últimos meses, con una pluma de ceniza que alcanzó los 3.000 metros sobre el cráter.

Grandes cantidades de ceniza se desplazaron hasta el centro del país donde se ubican las principales ciudades, entre ellas la capital.

Desde ese día el volcán mantiene constantes erupciones de ceniza y gases, y el material ha seguido cayendo en diversas comunidades, incluida San José.

El coloso entró en una fase activa de mayor constancia desde el mes de octubre del año 2014 y desde ese momento ha presentado numerosas erupciones de cenizas, gases y material incandescente.

Este volcán, de 3.340 metros de altitud, es también un Parque Nacional y sus accesos se encuentran cerrados como medida de prevención en cinco kilómetros a su alrededor.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus