•   Ciudad del Vaticano  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El papa Francisco y el presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, dialogaron ayer de algunas problemáticas actuales como el narcotráfico, las migraciones y la defensa del medioambiente en una reunión definida "muy cálida" por el mandatario costarricense.

A pesar de que por un malentendido, el presidente costarricense llegó 20 minutos tarde a la reunión y el protocolo tuvo que acelerarse, Francisco y Solís hablaron a solas 20 minutos de "temas de interés común" como "la protección de la vida humana" y otras cuestiones de "particular actualidad" como las migraciones o el narcotráfico, según comunicó el Vaticano en una nota.

La oficina de prensa del Vaticano también señaló que durante el encuentro "se mencionaron las buenas relaciones entre la Santa Sede y Costa Rica y se expresó aprecio por la contribución ofrecida por la Iglesia" en educación, salud, promoción de los Derechos Humanos y espirituales y en las actividades caritativas.

Sobre todo Solís confesó haber tenido "muchos puntos de vista en común" con el papa Francisco y que sintió al pontífice "como un viejo amigo que no había visto desde hace muchos años".

Solis se expresó así ante los medios en los aledaños de la Plaza de San Pedro tras la reunión con Francisco y después de entrevistarse también con el secretario de Estado vaticano, Pietro Parolín.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus