•   Ciudad de Guatemala  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El presidente del Parlamento Centroamericano (Parlacen), José Antonio Alvarado, alertó ayer de que el cambio climático agrava la vulnerabilidad de Centroamérica, convirtiendo a la región en la "más frágil" del mundo.

"El cambio climático es la gran amenaza para el futuro de Centroamérica", subrayó Alvarado en declaraciones a Acan-Efe.

Por ello, el Parlacen organiza el Foro Regional sobre Medio Ambiente, Cambio Climático, Seguridad Alimentaria y Nutricional, que se celebrará en Guatemala los próximos 21 y 22 de junio, y en el que expertos, sociedad civil y dirigentes políticos debatirán sobre la estrategia común para luchar contra esta problemática.

Buscamos el "hermanamiento entre sector público, privado y academias", señaló el máximo responsable del Parlacen.

El foro, aplaudido por los dirigentes que acudieron recientemente a la Asamblea Parlamentaria Eurolatinoamericana celebrada en Lisboa (Portugal), contará con la presencia de la coordinadora del COP-22, la conferencia de la ONU contra el cambio climático, Hakima El Haité, así como ponentes de la Organización de Estados Americanos (OEA) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Frenar el cambio climático, señaló Alvarado, requiere de un enfoque holístico que combine impactos a corto plazo con medidas a largo plazo: un proceso educativo que fomente la "conciencia crítica de la sociedad".

Los líderes políticos centroamericanos juegan un papel clave para convertir a Centroamérica en un "espejo" a imitar por otras regiones del globo.

De hecho, Guatemala ha sido invitada por la ONU a ser uno de los "portavoces" mundiales en la lucha mundial contra la desnutrición, una de las consecuencias indirectas del cambio climático en la región.