•   Tegucigalpa, Honduras  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La XLVII Cumbre del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA) concluyó hoy en la isla de Roatán, en el Caribe hondureño, con el reintegro pleno de Costa Rica, que se había retirado en diciembre, y el llamado a analizar cambios en el funcionamiento del ente.

Aunque el presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, no participó en la cumbre, su gobierno anunció la "reincorporación plena" al SICA, de cuyas mesas políticas se había alejado por no haber encontrado apoyo en la crisis de miles de migrantes cubanos.

El regreso al SICA lo hizo público el vicecanciller Alejandro Solano, quien dijo que Costa Rica regresa a "los principales órganos políticos" del ente, "con la clara intención de transitar firmemente hacia el fortalecimiento de un sistema de integración serio, robusto, transparente y con una alta capacidad de liderazgo".

Agregó que el SICA debe responder "de manera más eficiente y eficaz a los desafíos políticos, sociales y económicos de la región", mientras que los otros gobernantes y delegaciones se congratularon por la reincorporación.

El otro gobernante que no asistió a la cumbre fue el nicaragüense Daniel Ortega, quien a partir de mañana ejercerá, hasta el 31 de diciembre, la presidencia pro témpore del SICA, la que le ha traspasado el presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández.

En un mensaje enviado por Ortega con su representante en la cumbre, el vicecanciller Denis Moncada, dijo que asumía la presidencia pro témpore en "un momento crítico para la integración y la unidad de la región".

"Busquemos juntos mejores y nuevos tiempos con trabajo, paz, seguridad y rutas abiertas a un desarrollo que todos queremos justo, solidario y abierto al entendimiento y en la búsqueda de avances y derechos cumpliéndose", señaló entre otras cosas el presidente de Nicaragua.

El presidente anfitrión de la cumbre, Hernández, fue felicitado por sus homólogos por el esfuerzo para que Costa Rica regresara al SICA y otras iniciativas impulsadas a favor de la región en materia de integración, como la unión aduanera, la lucha contra el narcotráfico y la violencia.

También reconocieron en Hernández una cruzada regional para combatir el zancudo que transmite enfermedades como el zika, el dengue y el chikunguña.

Hernández presentó a los asistentes a la cumbre un vídeo sobre las acciones más importantes desarrolladas durante el semestre que ejerció la presidencia del SICA.

Al cierre de la cumbre los presidentes suscribieron la Declaración de Roatán, en la que instruyeron al Consejo de Ministros de Relaciones Exteriores presentar en una próxima reunión de gobernantes sus conclusiones sobre las posibles acciones para el futuro del SICA.

Eso incluirá el fortalecimiento del Comité Ejecutivo y las recomendaciones para garantizar el cumplimiento efectivo de los acuerdos y mandatos, con el fin de mejorar su funcionamiento.


"Para cumplir tal cometido deberá acordar una hoja de ruta a más tardar en dos meses", subraya la declaración.

La secretaría general del SICA fue instruida para que dentro de un mes presente una propuesta que dote al Comité Ejecutivo con los recursos humanos y financieros necesarios para que cuente con la asistencia técnica requerida para el cumplimiento de sus competencias.

Además, los consejos de ministros del SICA deberán elaborar en tres meses una agenda estratégica priorizada de sus respectivos sectores, teniendo como referente la agenda 2030 para el desarrollo sostenible.

Los presidentes también reafirmaron que los mandatos presidenciales son de obligatorio cumplimiento y de carácter universal para toda la institucionalidad del SICA, y llamaron la atención a los secretarios técnicos a acatar los mandatos presidenciales.

Otros asuntos destacados en la declaración tienen que ver con la seguridad regional, la lucha contra el narcotráfico y el crimen organizado, intercambio en materia de seguridad y justicia; cambio climático, integración social y económica.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus