•   San José  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La ola de menores centroamericanos que migran a Estados Unidos sin compañía de adultos no se ha detenido desde que estalló la crisis en 2014, aunque en mucho menor medida que en ese momento, dijo a la AFP una alta funcionaria estadounidense.

"El flujo nunca paró, pero no tiene el nivel que tuvo en el verano (boreal) de 2014, que es cuando realmente capturó la atención del público estadounidense", señaló Anne Richard, subsecretaria de Estado para Población, Migrantes y Refugiados.

Se calcula que hasta 90.000 menores, principalmente centroamericanos, fueron interceptados en 2014 al intentar ingresar a Estados Unidos.

Richard participó en Costa Rica en un foro organizado por la ONU y la OEA para buscar respuestas a la corriente migratoria desde El Salvador, Honduras y Guatemala, el Triángulo Norte de Centroamérica, un éxodo provocado por la violencia criminal y la pobreza.

La diplomática recordó que ante la llegada de los menores procedentes de esos tres países, Washington lanzó una serie de programas para disuadir a los menores a emprender el azaroso viaje.

Uno de esos programas permitió que, en los casos que hay uno o dos padres legalmente en Estados Unidos, éstos pueden pedir que los niños se reencuentren con ellos sin necesidad de realizar el peligroso viaje por tierra.

"Ese programa se estableció, se recogieron solicitudes y ahora 600 niños se han reunido con sus familias en Estados Unidos. En las próximas semanas y meses miles más continuarán el proceso", indicó Richard.

Admitió que ese tipo de iniciativa "no resuelve el problema entero, pero es una contribución".

Hacer más por los desplazados

Washington y los países del Triángulo Norte crearon la Alianza para la Prosperidad en esa región con un aporte de 750 millones de dólares de Estados Unidos para fomentar el desarrollo y disuadir la migración.

Richard recordó que su gobierno ha trabajado con organismos internacionales para fortalecer la capacidad de los gobiernos de la región a "responder apropiadamente a las personas inocentes que buscan la seguridad" fuera de sus países.

Destacó la relevancia de que el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para Refugiados (ACNUR), el italiano Filippo Grandi, estuviera presente en el foro de Costa Rica.

Relacionado: EE.UU. evita comparar casos de inmigrantes centroamericanos y refugiados sirios

"Es importante que una persona en su posición no pase todo su tiempo en otros focos conflictivos y se olvide de América Central. También estuvo en Colombia y Ecuador, así que le está prestando atención a este hemisferio también", comentó.

Dijo que una preocupación para Estados Unidos es asegurar que las personas que huyen de su país puedan encontrar un lugar seguro y tengan la posibilidad de pedir asilo.

"Por eso estamos conversando con los países al norte y sur del Triángulo Norte para hablar de las condiciones en los que las personas (que migran) son recibidas", señaló.

Destacó el caso de Costa Rica, que tiene una tradición de recibir refugiados y buscadores de asilo, y podría convertirse en un modelo de buenas prácticas.

Adelantó que el presidente norteamericano Barack Obama se reunirá el 20 de septiembre en Nueva York con los gobernantes de países que están dispuestos a "hacer más" por los desplazados en el mundo, un día después de una discusión sobre el tema durante la asamblea general de la ONU.

"Incluso a aquellos que ya hacen mucho, les estamos urgiendo hacer aún más para mostrarle al mundo que la magnitud de la actual crisis de desplazados alrededor del mundo realmente requiere que todos hagamos más de lo que hemos hecho", puntualizó.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus