•   Guatemala  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Cansado de ser extorsionado, un conductor de autobuses de Guatemala se negó a seguir pagando la cuota exigida por los delincuentes por lo que fue hoy asesinado, dejando tras de sí una emotiva carta dirigida a sus sicarios.

"Quiero dejarte claro: no voy a darte un centavo más (...) Sabes a cuántas mujeres has dejado viudas y cuántos niños condenados al abandono, el hambre, la desnutrición, el abrigo y la muerte...", se preguntaba el conductor en un carta escrita en computador que fue divulgada por la prensa local.

El conductor, Mario López García, de 62 años, fue tiroteado este jueves desde una motocicleta cuando cubría una ruta de autobús en las proximidades de la capital después de que se negase a seguir pagando los 100 quetzales (13 dólares) semanales que le exigían los delincuentes.

"El dinero me cuesta demasiado, yo me levanto a las tres de la madrugada para ganar 50 quetzales (6,5 dólares) y a veces 100 quetzales (13 dólares) en todo el día", dejó escrito el hombre.

Por estos hechos, fueron detenidos una mujer y dos menores como presuntos responsables del ataque armado, informó la Policía Nacional Civil (PNC).

El pasado martes, el alcalde del municipio guatemalteco de Mixco, Neto Bran, instaló una improvisada oficina en el mercado "De la Divina Providencia" de la zona 1 de Mixco para repeler las amenazas contra los comerciantes, tarea que emprendió con un arma en su cinturón.

El funcionario dijo que el objetivo es que sus vecinos "se sientan seguros" y que se puedan localizar pronto "a los que están detrás de las extorsiones".

"No vamos a pagar ni un solo centavo. Hoy van a ser 20 quetzales (2,6 dólares)" y luego la cantidad va a ir creciendo: "Eso lo que va a dar es que vamos a trabajar para los extorsionistas", sostuvo.

Con un tasa creciente de 53 víctimas por cada 100.000 habitantes, las extorsiones se han convertido en una de las grandes amenazas que turba la vida y los negocios de los guatemaltecos.

En 2014, Guatemala cerró el año con 53 delitos de extorsiones por cada 100.000 habitantes, una tasa superior a la de los últimos años y que se acerca cada vez más a los preocupantes datos de 2010 y 2011.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus