•   Tegucigalpa, Honduras  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Otra dirigente ambientalista hondureña fue asesinada a machetezos por desconocidos, denunció ayer la ONG Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (Copinh).

La muerte ocurre pocos meses después del asesinato de Berta Cáceres, también dirigente del Copinh, y de otro integrante de la misma organización ambientalista.

El Copinh dijo en un comunicado que "el cuerpo sin vida de Lesbia Janeth Urquía Urquía fue encontrado el miércoles en un botadero de Marcala", departamento de La Paz, 150 km al oeste de la capital.

Añadió que Urquía, de 49 años, fue secuestrada el martes anterior y luego asesinada "de un machetazo en el cráneo".

Sin señalar directamente un responsable, el comité indicó que la dirigente del Copinh formaba parte de un grupo opuesto a un proyecto hidroeléctrico sobre el río Chinacla, que cruza por poblaciones de indígenas lencas del oeste de Honduras.

El Ministerio Público dio a conocer en un comunicado que se ha "conformado un equipo multidisplinario para investigar la muerte violenta de Lesbia Urquía" para "resolver en la brevedad posible este lamentable hecho".

La fiscalía "ratifica que se agotarán las instancias necesarias para averiguar las causas" del crimen.

La muerte de Urquía ocurre cuatro meses después del asesinato a tiros de la ambientalista Berta Cáceres, coordinadora de Copinh, reconocida por su lucha contra un proyecto hidroeléctrico sobre el río Gualcarque, también en territorio Lenca.

Cinco sospechosos están detenidos por la muerte de Cáceres, en cuenta un empleado de Desarrollos Eléctricos S.A (DESA), empresa que había sido denunciada por Cáceres de amenazarla de muerte.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus