elnuevodiario.com.ni
  •   Panamá  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La Conferencia Episcopal de Panamá (CEP) afirmó que comparte la "inquietud" de la sociedad panameña por un proyecto de ley de educación sexual y pidió a la Asamblea Nacional (AN-Parlamento) que lo pase del segundo al primer debate para consensuarlo.

"Teniendo en cuenta los interrogantes e inquietudes que el proyecto ha suscitado en amplios sectores de la sociedad, hacemos un respetuoso llamado para que esta iniciativa sea bajada a primer debate, con el fin de escuchar las propuestas de los distintos sectores y lograr los consensos necesarios", indicó la CEP en un comunicado.

El proyecto de ley 61 por el cual se adoptan políticas públicas de educación integral, atención y promoción de la salud está en agenda para recibir segundo debate en la AN.

Estos consensos, de acuerdo con los obispos, deben permitir "una educación sexual profunda e integral, sin que se violente la dignidad de nuestra niñez y juventud con nociones reduccionistas de una sexualidad banalizada y empobrecida".

Con el título "Sí a la educación sexual positiva y prudente", el polémico tema figura en el punto tres del extenso comunicado en el que la Conferencia Episcopal panameña se pronuncia sobre otros temas de interés nacional y religioso.

Destacan que toda ley de educación sexual "pasa por la obligación de legislar en favor de la familia como institución" y que no pueden aceptar "experimentos que han fracasado en otros lugares".

Reconocen, empero, que la sociedad tiene que actuar ante la "asfixiante situación" que viven niños y niñas "bombardeados por un entorno hedonista y procaz" que invita "a la sensualidad y al placer".

Citando al papa Francisco, la CEP señala que toda educación sexual "debe ser entendida en el marco de una educación para el amor, cuidando un sano sentido del pudor, que no se reduzca a simple información o a recomendaciones para 'cuidarse y practicar el sexo seguro'".

Los obispos señalan que tras escuchar las opiniones de diversos sectores no pueden más que estar de acuerdo en que es necesaria la educación sexual, pero que debe haber consenso "en cuanto al qué y cómo se debe impartir y los involucrados en esta enseñanza".

El proyecto de ley 61 fue presentado en 2014 para su discusión en la AN y desde entonces ha encendido la polémica entre los sectores que apoyan la iniciativa como una herramienta que ayudará a prevenir los embarazos precoces y los que se oponen por considerar que alienta a tener relaciones a temprana edad.

El diputado Crispiano Adames, promotor del proyecto de ley, aclaró esta semana que esta iniciativa "no conlleva ningún tipo de guía o manual sobre sexualidad que afecte a los niños y adolescentes del país".

Aclaró que dicho proyecto se basa en estadísticas oficiales sobre embarazo precoz que dan cuenta que desde 2010 estos aumentaron.

Para el presente año, estos embarazos representan el 31 % de todos en general, una cifra alta para toda la región, y con una alta tasa de incidencia y prevalencia en enfermedades de transmisión sexual, advirtió Adames.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus