•   Tegucigalpa, Honduras  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Más de mil niños murieron de forma violenta en Honduras en 2015 y más de 150 en lo que va de este año, según un estudio presentado hoy por la Universidad Nacional Autónoma del país centroamericano (UNAH) y el Fondo las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

El año pasado murieron 1.084 menores, 570 (52,6 %) asesinados; 213 (19,6 %) en accidentes de tránsito; 257 (23,7 %) por causas indeterminadas y 44 (4 %) se suicidaron, de acuerdo con el boletín especial sobre violencia contra niños y niñas en Honduras presentado este martes.

Las cifras fueron presentadas en Tegucigalpa por la directora del el Instituto Universitario en Democracia Paz y Seguridad (IUDPAS), Migdonia Ayestas, con apoyo de Unicef.

En declaraciones a Efe, Ayestas dijo que al IUDPAS le preocupa la violencia de la que es víctima la niñez en Honduras, donde, según la especialista, los menores están desprotegidos, por lo que pidió regular la tenencia de armas en el país centroamericano, en el que el 80 % de los homicidios son cometidos con armas de fuego.

"Es preocupante cuando el Estado de Honduras establece que hay que proteger el bien más preciado, la vida de los niños, y se han establecido convenciones internacionales que determinan que el bien supremo es la niñez y la vida, pero no se hace", explicó.

De los 570 menores asesinados el año pasado, 508 (89,1 %) tenían una edad entre los 12 y 18 años, en tanto que 62 (10,9 %) entre 0 y 11 años, detalla el informe.

Además señala que el 68,5 % fue asesinado con armas de fuego; un 11,8 % con arma blanca; 11,6 % por estrangulamiento; 4,4 % con armas contundentes y el restante 3,7 % por causas no precisadas.

El estudio revela además que el 68,1 % de los asesinatos de niños ocurrieron en la calle, un 8,8 % en hoteles o residencias, y el 3,5 % en ríos o lagunas.

Sobre el posible móvil de los asesinatos, el documento destaca que en un 51,6 % se desconoce, lo cual refleja "la necesidad de mejorar la protección de indicios como punto toral para una eficiente investigación".

Es por ello que la directora del IUDPAS hizo un llamamiento a las instituciones hondureñas encargadas de la investigación criminal a que desarrollen "con mayor precisión" su trabajo para determinar las causas de muerte de los menores.

El estudio apunta que el Distrito Central, que conforman las ciudades de Tegucigalpa y Comayagüelay, y San Pedro Sula y Choloma, ambas en el norte del país, son las regiones que registran los índices más altos de asesinatos de niños y adolescentes en 2015.

Un total de 153 menores murieron en el Distrito Central; 94 en San Pedro Sula y 40 en Choloma, según el documento.

Precisa, además, que el año pasado se registró un promedio de 44 asesinatos de niños cada mes y el día lunes fue el más violento, con el 16,8 % del total de homicidios.

Un total de 153 menores murieron en Honduras entre enero y mayo de 2016, indicó Ayestas a Efe, aunque no precisó detalles de estos casos.

La violencia en Honduras deja un promedio diario de 13 asesinatos, según autoridades locales, que atribuyen gran parte de la criminalidad a pandillas y grupos del crimen organizado y el narcotráfico. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus