•   Tegucigalpa  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Una coalición internacional liderada por la iglesia Unida de la ciudad de Chape Hill, Carolina del Norte (EE.UU.), pidió hoy justicia por el asesinato de 238 miembros de la comunidad homosexual de Honduras, seis de ellos este año, y que se respeten y garanticen los derechos de ese colectivo.

"Condenamos los asesinatos, ataques y manifestaciones de violencia, discriminación e impunidad expresadas a través de acciones y discursos que incitan al odio y a la represión en contra de la comunidad LGTBI de Honduras", declaró en una rueda de prensa el reverendo hondureño David Mateo, de la iglesia Unida de Chapel Hill.

La Coalición de Apoyo de Carolina del Norte para la comunidad de lesbianas, gais, transexuales, bisexuales e intersexuales (LGTBI) está integrada por la iglesia Unida, la organización sin fines de lucro Centro Hispano de Durham y otros Testigos de Justicia.


A juicio del reverendo Mateo, las personas de la comunidad LGBTI en Honduras sufren "abusos" y "bullying" o acoso social, y son víctimas de "crímenes de odio" por homofobia, lesbofobia y transfobia.

"Nos preocupa mucho los crímenes de odio y el discurso de odio desde la plataforma donde debería de presentarse un discurso de paz" a favor de los homosexuales, dijo el reverendo a Efe.

"Nos preocupa la impunidad" que prevalece en la mayoría de los casos de asesinatos de personas LGBTI, subrayó.

Según instituciones defensoras de la diversidad sexual divulgadas en la rueda de prensa, en Honduras fueron asesinados 238 homosexuales desde 2008, seis de ellos este año.

El reverendo Mateo además hizo un llamamiento a la iglesia cristiana en Honduras a "tomar su llamado profético a favor de los más vulnerables, los pobres y los marginados, denunciando la injusticia, la impunidad y la segregación en todas sus formas".

Para Alex Córdova, que dirige desde 2005 grupos de ayuda de la comunidad LGTBI en el Centro Hispano en Carolina del Norte, entre los principales problemas para ese colectivo en Honduras se destacan los crímenes de odio y la falta de acceso a un empleo digno.

Según este oriundo de El Salvador, la violencia convirtió a Honduras en uno de los países "mas peligrosos" para la comunidad LGTBI.

Los homosexuales también son víctimas de asesinatos, amenazas de muerte, detenciones ilegales y violencia sexual, entre otros delitos, dijo a Efe Córdova, de 66 años, quien ha dedicado toda su vida a esta causa.

"El odio (hacia personas) con preferencias sexuales diversas es muy generalizado en Latinoamérica, pero en Honduras hay muchas muertes más", subrayó.


Es por ello que Córdova hizo un llamado a las autoridades para que "respeten" los derechos de la comunidad LGTBI, principalmente el derecho de la vida.

El activista salvadoreño lamentó que muchos homosexuales son "abusados" o "rechazados" por sus familias por su preferencia sexual. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus