•   Tegucigalpa y San Salvador  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La propuesta hondureña de una fuerza regional antipandillas facilitará el trabajo de los cuerpos de seguridad en el combate a estos grupos criminales, afirmó ayer el portavoz de la Secretaría de Seguridad de Honduras, Luis Osabas.

La iniciativa impulsada por el presidente hondureño, Juan Orlando Hernández, vendrá "a facilitar nuestro trabajo" en la detención de personas que tienen vínculos con las maras o pandillas, dijo Osabas en declaraciones a la radio HRN en Tegucigalpa.

Agregó que hasta ahora las acciones policiales en Honduras se limitan a requerir a estas personas y ponerlas a disposición de las autoridades migratorias para su posterior deportación.

No obstante, el portavoz policial aseveró que con la iniciativa regional se "facilitará el trabajo policial" porque la información que compartirán las fuerzas del orden de Honduras, Guatemala y El Salvador, países que conforman el Triángulo Norte, "será más expedita.

"Esta iniciativa va a ser puesta a nivel regional (y) tiene que mejorar las condiciones de seguridad, las relaciones entre las diferentes agencias" para que el combate a las pandillas, que "tanto daño hacen" a los países del Triángulo Norte, sea "más efectivo", subrayó.

Osabas insistió en que el plan antipandillas "es un avance importante" para "mejorar la efectividad" en el combate a las pandillas en la región.

La propuesta del mandatario hondureño busca que los tres países regionales aúnen esfuerzos y creen una fuerza "trinacional" con la ayuda de las fiscalías, y los ministerios de Interior, Seguridad y Defensa.

Los presidentes del Triángulo Norte de Centroamérica se reunirán este 23 de agosto en El Salvador para afinar los detalles de la estrategia regional contra el crimen organizado y las pandillas.

Así lo informó esta semana el mandatario salvadoreño, Salvador Sánchez Cerén, quien dijo que en la cita con sus homólogos de Honduras, Juan Orlando Hernández, y Guatemala, Jimmy Morales, los tres países acordarán medidas para "combatir el crimen".

El pasado 13 de agosto, los titulares de Seguridad y Defensa de los tres países centroamericanos acordaron en la Cancillería salvadoreña ejecutar la propuesta de Honduras de crear una fuerza antipandillas regional.

Un día antes, los fiscales del Triángulo Norte se reunieron en Guatemala para firmar un acuerdo que establece la unificación de las investigaciones y el sistema informático para luchar contra las pandillas.

Tanto las pandillas Mara Salvatrucha (MS-13) como el Barrio 18 asedian a los tres países y son responsabilizadas por los altos índices de homicidios que sitúan al Triángulo Norte como una de las zonas más violentas del mundo pese a que no existe una guerra convencional.

Unos 100 pandilleros peligrosos buscados en El Salvador

INSEGURIDAD • Dos pandilleros de los 100 más buscados en El Salvador murieron ayer en un tiroteo con agentes de la Policía en una localidad cercana a San Salvador, informó el director del cuerpo de seguridad, Howard Cotto.

Los fallecidos en Apopa, 12 kilómetros al norte de la capital, fueron identificados como Nelson Arnoldo Rivera y Julio César Lovo Hernández, ambos miembros de la pandilla Barrio 18 y requeridos por los delitos de homicidio agravado y agrupaciones ilícitas.

Con estos suman al menos tres los pandilleros "más buscados" que han muerto en situaciones similares este fin de semana.

El sábado, Candelario Vivas, miembro de la Mara Salvatrucha (MS13), murió en manos de agentes de la Policía en el municipio de San Pedro Perulapán, 13 kilómetros al noreste de la capital.

Según Cotto, Vivas "tenía orden judicial por varios homicidios, incluyendo un triple donde falleció una niña de 6 años" perpetrado a finales de julio del 2015.

De acuerdo con cifras oficiales a las que Acan-Efe tuvo acceso, el número de pandilleros muertos  en tiroteos con la Policía se incrementó en más de un 9,800% en los últimos seis años.

Entre enero y junio de 2011 los miembros de pandillas caídos en reyertas con las autoridades fueron 3, mientras que en el mismo lapso de 2016 la cifra escaló hasta los 298.  A inicios de julio, el fiscal general, Douglas Meléndez, llamó la atención al Gobierno por el incremento y lo llamó a que "no se esté convirtiendo a El Salvador en el viejo oeste".

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus