•   Tegucigalpa  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El anuncio del aspirante presidencial republicano, Donald Trump, de que aplicará duras políticas antinmigratorias y que construirá un muro en la frontera con México, disparó en los últimos meses el éxodo desde los países del Triángulo Norte de Centroamérica, dijeron expertos este jueves.

La vicecanciller de Honduras, María Andrea Matamoros, indicó que "se ha visto un incremento en la migración en los últimos meses y está muy claro que se debe también al proceso electoral que se está llevando a cabo en Estados Unidos".

"Hemos sabido que el mensaje que da el coyote (a los migrantess) es: 'ahora o nunca, si no llega a Estados Unidos en este momento no va poder entrar porque van a construir un muro" en la frontera con México, expresó la funcionaria.

El candidato republicano a la presidencia anunció la construcción de ese muro no bien lanzó su campaña presidencial un año atrás.

Matamoros abordó el tema en un simposio sobre la migración organizado por la cancillería hondureña y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

El jefe de la misión de la OIM para El Salvador, Guatemala y Honduras, el costarricense Jorge Peraza, declaró a la AFP que hay "más y más gente que argumenta (...) que recibe información de ciertos lugares (que le dicen) véngase ya porque no sabemos qué va a pasar" después de las elecciones.

"Aunque también hay gente que le dice: 'no se venga porque no es el momento oportuno porque puede ser que el próximo presidente, la próxima presidenta establezca políticas antimigratorias", añadió.

Desempleo, violencia

Según Peraza, la migración tiene causas múltiples porque a veces en una misma persona coinciden problemas de desempleo, necesidad de reunificarse con la familia en Estados Unidos y la violencia en su entorno.

Ricardo Puerta, un sociólogo de origen cubano con más de 30 años de abordar el tema migratorio, estimó que 90% de los hondureños emigra por falta de empleo y el otro 10% por la violencia, extorsiones, secuestros y asesinatos de las pandillas y la reunificación familiar.

El investigador de la no gubernamental Casa Alianza, Jaime Flores, manifestó que en su trabajo ha recogido testimonios de que "muchos hondureños se están marchando por la violencia".

Añadió que a una mujer en Chamelecón, un barrio de la ciudad norteña San Pedro Sula, le mataron a los tres hijos y a otra un hijo de 14 años porque no quisieron integrarse a la pandilla.

"Ahora algunas niñas son agarradas a la fuerza para que sean mujeres colectivas de las pandillas o del jefe de la mara (pandilla), si no las matan o matan a algún miembro de su familia", lamentó.

Puerta admitió que la migración por causas de la violencia va en aumento y el gobierno aprovecha eso para buscar fondos externos que fortalezcan a la policía y los militares.

El especialista calificó de "globo inflado" a la Alianza para la Prosperidad, un plan promovido por los tres países del Triángulo Norte con un fondo de 750 millones aportados por Estados Unidos para proyectos que propicien el desarrollo para frenar la migración.

El plan fue acordada en julio de 2014 por los presidentes de Guatemala, Honduras y El Salvador con su colega estadoundiense, Barack Obama, después de la "crisis humanitaria" vivida en 2014 con la migración masiva de niños sin compañía de adultos.

Cerca de 68.000 niños procedentes de los tres países migraron ese año a Estados Unidos, un fenómeno que persiste aunque en menor medida, según las autoridades.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus