•   Guatemala  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

La municipalidad de Villa Nueva, al sur de ciudad de Guatemala, donde la pasada madrugada se produjo un derrumbe que ha causado una decena de muertos, declaró hoy el estado de emergencia y alerta roja.

En un pleno extraordinario, el Consejo Municipal decidió además declarar tres días de duelo y solicitar a la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred) que declare inhabitable un área donde aún viven 30 familias.

A este respecto, la institución del Procurador de los Derechos Humanos (PDH) de Guatemala alertó de que restan por evacuar 99 viviendas, con alrededor de 500 personas, en la zona de Santa Isabel II, donde esta madrugada se produjo el derrumbe.

Éste tuvo lugar a consecuencia de las copiosas lluvias que provocaron el hundimiento de un terreno donde se ubica un predio de vehículos pesados y ello causó que un muro de cemento y un contenedor estacionado en el lugar cayeran sobre unas viviendas.

El asentamiento, ubicado junto al río Platanitos, fue creado en el año 2006 cuando el terreno, que pertenecía a la Unidad de Desarrollo de Vivienda Popular (Unedipo), fue invadido por los pobladores.

Tras el derrumbe, que ha causado ya diez fallecidos mientras todavía se busca a un menor, las autoridades locales han habilitado un albergue para los afectados, así como un centro de acopio con ayuda en forma de ropa, alimentos y medicamentos.

Mientras tanto, en la periferia norte de la capital, las autoridades esperan terminar de evacuar en las próximas horas a las últimas familias del asentamiento Jesús de la Buena Esperanza, donde las copiosas lluvias han puesto en riesgo a 276 humildes viviendas.

El terreno de ese lugar se ha inclinado 30 grados y lo recomendable para que sea habitable es de 15, explicó en un comunicado la Conred.

Según los últimos datos oficiales, sin contar la tragedia en Santa Isabel II, la temporada de lluvias iniciada en mayo pasado ha provocado 141 incidentes, 173.685 afectados, 1.466 damnificados, 2.293 evacuados, 903 albergados, 6 heridos y dos muertos, además de daños a más de 2.000 viviendas.

Solo en el área metropolitana de Guatemala hay 232 asentamientos considerados "de riesgo" al estar ubicados en laderas o barrancos, y se calcula que en ellos viven unas 300.000 personas.

En todo el territorio guatemalteco la Conred estima que existen unos 800 asentamientos humanos.

El 1 de octubre del año pasado un deslizamiento de tierra causó 280 muertos y 70 desaparecidos en El Cambray II, en el municipio de Santa Catarina Pinula, en el sureste de Guatemala.

El país, según las Naciones Unidas, es uno de los más vulnerables a los efectos del cambio climático.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus