•   Nueva York  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Gobierno de Estados Unidos considera necesario "institucionalizar" la actual cooperación con Centroamérica para asegurar que continuará independientemente de quién sea el próximo inquilino de la Casa Blanca.

Así lo señaló hoy en una entrevista con Efe el subsecretario adjunto de Estado para Centroamérica y el Caribe, Juan González.

"Tenemos que institucionalizar esta cooperación de forma bipartidista, con el apoyo del Congreso", señaló González, de visita en Nueva York.

El objetivo, explicó, es asegurar que, "gane quien gane en noviembre, ya tengamos un nivel de cooperación con la región y con el Congreso para establecer un plan plurianual en Centroamérica".

"Esta no es una cosa que se va solucionar de un día para otro", subrayó González, en referencia a la crisis migratoria en la región y a las dificultades que los países del llamado Triángulo Norte tienen en distintos ámbitos.

La administración de Barack Obama ha entablado una estrecha cooperación con las autoridades de El Salvador, Guatemala y Honduras y ha solicitado para 2017 una partida de unos 750 millones de dólares para que el Departamento de Estado ayude a esos países a combatir las causas de raíz que generan la emigración, una cantidad que se eleva hasta los 1.000 millones si se tienen en cuenta otras vías.

Según González, el Gobierno cuenta en este asunto con un apoyo bipartidista en el Congreso, aunque con ciertas diferencias, pues los republicanos se centran más en seguridad y transparencia y los demócratas en temas institucionales y de derechos humanos.

Los dos partidos, en todo caso, quieren ver indicadores claros de éxito de la estrategia, explicó.

"Para nosotros no ha sido muy difícil hacer el caso a favor de la estrategia, pero sí nos han pedido resultados y es algo en lo que estamos en un diálogo regular", señaló el responsable estadounidense.

González aseguró que la Administración tiene "confianza" en que "el próximo presidente va a ver que los esfuerzos en Centroamérica necesitan apoyo continuo y van a seguir".

En ese sentido, planteó la posibilidad de trabajar a más largo plazo, por ejemplo a cinco años vista, siempre y cuando se vea que los líderes de la región "están tomando esas decisiones políticas necesarias para que nuestra asistencia tenga impacto".

Hasta ahora, EE.UU. ha condicionado el apoyo económico a que los países centroamericanos cumplan con objetivos específicos en materia de seguridad o de reformas institucionales.

"No hay ninguna cantidad de asistencia de los Estados Unidos que solucione un tema sin el apoyo político del Gobierno, del sector privado y de la sociedad civil de esos países", defendió hoy González.

Por ahora, aseguró que los compromisos políticos indicados por los tres países son muy positivos y se están viendo progresos sobre el terreno en distintos ámbitos, que se podrán demostrar con "resultados concretos" que se anunciarán próximamente.

Por otra parte, preguntado por la oleada de migrantes cubanos que afecta a Centroamérica desde el pasado año, González dijo que no se esperan cambios en las políticas migratorias estadounidenses que dan beneficios a los cubanos.


El reto, aseguró, es ahora mismo garantizar que todos los países controlen sus fronteras, ya sea en el caso de inmigrantes procedentes de Cuba como de otros países.

Para ello, EE.UU. está dispuesto a trabajar con las autoridades de la región para intercambiar información y para tratar de hacer que las fronteras funcionen mejor. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus