•   Ciudad de Panamá  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Las autoridades panameñas rebajaron ayer la alerta por la tormenta Otto, que avanza por el Caribe hacia Nicaragua y en Panamá ha dejado al menos 3 muertos, mientras se intensifica la búsqueda de 5 personas que continúan desaparecidas.

"Estamos en alerta amarilla en la provincia de Bocas del Toro (en la costa caribeña, cerca de la frontera con Costa Rica) y en alerta verde en el resto del país. La Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) y los Centros de Operaciones de Emergencias (COE) se mantendrán activos hasta que la tormenta pase", afirmó en rueda de prensa el presidente panameño, Juan Carlos Varela.

Desaparecidos

Los desaparecidos son un joven colombiano que fue arrastrado por una cabeza de agua en el río Utivé, al este de la capital panameña, y un hombre que se encuentra sepultado bajo su vivienda en el barrio de Nueva Libia, al norte de la ciudad, indicó por su parte el director del Sistema Nacional de Protección Civil (Sinaproc), José Donderis.

Ambas búsquedas, añadió Donderis, "se han complicado" por las malas condiciones del terreno: el alto caudal del río Utivé dificulta las tareas de las autoridades y en Nueva Libia hay riesgo de nuevos derrumbes.

También hay 3 extranjeros desaparecidos desde ayer en el área de Colón, después de que la embarcación en la que navegaban naufragase por causas que aún se desconocen, explicó el director del Sinaproc.

Varela también indicó que las clases, que llevan suspendidas desde ayer, se reanudarán mañana en todo el país, salvo en Bocas del Toro y en algunas escuelas de la provincia caribeña de Colón que se encuentran dañadas.

El presidente pidió asimismo a la población que tenga "precaución", especialmente en las zonas montañosas y cercanas a los ríos, e hizo un llamado a hacer un uso racional del agua para que el suministro esté garantizado.

Levantan prohibición

Por su parte, la Autoridad Marítima de Panamá (AMP) anunció en un comunicado que levantó la prohibición de salir a navegar en el Pacífico "a las embarcaciones de motor fuera de borda en el sector", pero que mantiene la veda en el Caribe.

En Panamá, los efectos de Otto dejaron al menos tres muertos: un niño que murió cuando un enorme árbol aplastó el auto en el que estaba junto con su madre y un joven matrimonio cuya vivienda fue arrasada por un alud.

En las últimos días se han dado al menos otros 4 fallecimientos, pero el Gobierno no los contabiliza como víctimas directas del fenómeno meteorológico porque perecieron "por su conducta irresponsable", de acuerdo con el director Donderis.

Este es el caso de una niña ahogada el domingo pasado en el río Utivé, que se bañó a pesar de los avisos de alerta.

Según el último boletín del Centro Nacional de Huracanes (CNH) de EE.UU, Otto se desplaza lentamente en dirección oeste-noroeste con vientos máximos sostenidos de 70 millas por hora (110 kilómetros por hora) y puede convertirse de nuevo en huracán el jueves, antes de tocar tierra en la zona fronteriza entre Costa Rica y Nicaragua.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus