•   San José, Costa Rica  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Costa Rica sufrió ayer por primera vez en su historia, el poder destructivo del impacto directo de un huracán, el cual llegó a su territorio el jueves tras efectuar una rarísima trayectoria que lo llevó a cruzar del Caribe al Pacífico.

El poder del huracán Otto quedó de manifiesto en la zona norte de Costa Rica, sitio por donde ingresó al país desde Nicaragua en categoría 2, con vientos superiores a los 155 kilómetros y una cantidad de lluvia jamás vista por un costarricense.

Upala, provincia de Alajuela, fronteriza con Nicaragua, es uno de los sitios con mayores consecuencias: casas destruidas, inundaciones, barro por todos lados, escombros, derrumbes, fallecidos y desaparecidos, según comprobó un fotoreportero de Acan-Efe en un recorrido por la zona.

Las aguas inundaron este cantón de 45,000 habitantes, dedicado principalmente a la agricultura y la ganadería, luego de que la tarde y noche del jueves, en tan solo seis horas, lloviera 200 litros por metro cuadrado, equivalente a lo que debía caer en un mes completo de invierno.

La fuerza de los vientos y la lluvia dejó incomunicadas a varias pequeñas comunidades en los cantones de Upala y Bagaces, así como vías cortadas por derrumbes de tierra, caída de árboles y puentes.

Lea además: Costa Rica sufre por primera vez el poder destructivo de un huracán

En medio de la oscuridad de la noche del jueves y la madrugada de ayer, los cuerpos de socorro lograron ingresar a la anegada Upala y brindaron asistencia a cientos de personas.

Agua baja nivel

El agua poco a poco ha ido cediendo y va dando paso a un escenario desolador: un pueblo con sus calles, casas y comercios llenos de barro, piedras, árboles arrancados de raíz y con la complicación de la ausencia de servicio eléctrico y agua potable.

Los socorristas trabajan en remover los derrumbes y los árboles que han caído sobre las vías para poder ingresar a comunidades aisladas y rescatar a las personas que requiere ayuda.

Hasta el momento se contabilizan nueve fallecidos y un número indeterminado de desaparecidos, mientras las autoridades continúan la labor de recuento de los daños y asistencia humanitaria.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus