•   San José, Costa Rica  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Gobierno de Costa Rica descartó hoy personas desaparecidas tras el paso del huracán Otto por el norte del país el pasado jueves, e informó que las labores se encaminan a comenzar la fase de reconstrucción en las comunidades afectadas.

“Quiero expresar mi enorme satisfacción de que no tenemos más costarricenses desaparecidos. Es una demostración de la eficiencia de nuestros cuerpos de rescate”, declaró hoy en una conferencia de prensa el presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís.

El Gobierno no había dado una cifra oficial de desaparecidos hasta ahora por lo contradictorio o inexacto de la información que recibía, y porque muchas veces los reportes eran en realidad sobre personas incomunicadas o movilizadas a albergues.

La cifra oficial de fallecidos es de 10, unos 11,000 damnificados y ningún desaparecido.

“En nombre del Gobierno y del pueblo costarricense hacemos un reconocimiento y un homenaje muy sentido a los cuerpos de socorro. Han hecho una extraordinaria labor en las condiciones más difíciles”, manifestó Solís.

El mandatario destacó el trabajo de los bomberos, los policías, la Cruz Roja, el Organismo de Investigación Judicial (OIJ), los Guardacostas, el Servicio de Vigilancia Aérea, otros funcionarios y voluntarios.

“Si no tenemos más de diez víctimas mortales, las cuales sufrimos cada una de ellas, ha sido en buena medida gracias a estos héroes, personas que entregaron, durante tantos días casi sin comer ni dormir, lo mejor de sí”, expresó Solís.

En estos momentos está en marcha un decreto de emergencia que obliga a las instituciones a realizar una valoración de los daños y trasladar un informe a la Comisión Nacional de Emergencias que elabora el Plan General de la Emergencia para las obras de reconstrucción.

Las autoridades se concentran en labores de ayuda humanitaria, atención de albergues, limpieza de escombros y basura, tareas sanitarias para evitar brotes de diarrea y dengue, reparación de caminos y carreteras, y en efectuar una evaluación precisa para cuantificar los daños.

Un total de 2,582 personas se mantienen refugiadas en los albergues, la mayor parte de ellos en la comunidad de Upala, una de las más afectadas junto a Bagaces, ambas en el norte del país.

“Nos ocupa un tema importantísimo que es la limpieza de escombros y residuos. Es bastante lo que falta pero se está haciendo coordinadamente. También trabajamos en garantizar que el agua que se consume tenga niveles óptimos de cloración. Nos ocupa mucho el tema de saneamiento”, manifestó la viceministra de Salud, María Esther Anchía.

El huracán Otto, que azotó el jueves a Costa Rica, dejó en este país al menos 10 personas fallecidas, 11,000 damnificados, 2,778 kilómetros de caminos y carreteras dañados y al menos 1,598 viviendas con algún tipo de afectación en un total de 449 pueblos.

El Ministerio de Obras Públicas y Transportes informó que solo hay un tramo de carretera cerrado debido a los daños en un puente en Bagaces, provincia de Guanacaste (norte) y el servicio eléctrico prácticamente está restablecido en toda la zona afectada.

El huracán Otto, el primero que impacta de manera directa a Costa Rica desde que se tienen registros, golpeó el norte del país como ciclón de categoría 2, con vientos de hasta 175 kilómetros por hora y lluvias de 200 litros por metro cuadrado en el norte del país, que equivalen a las precipitaciones de todo un mes de invierno.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus