•   Honduras  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Gobierno de Honduras ratificó hoy su compromiso en la lucha contra el VIH/sida, que afecta a más de 34.000 personas en ese país centroamericano desde 1985, cuando se detectó el primer caso.

El compromiso de Honduras contra el Sida fue ratificado por el coordinador general del Gobierno hondureño, Jorge Hernández Alcerro, en un evento público en Tegucigalpa, en la víspera del Día Mundial del Sida, que se celebra el 1 de diciembre.

En junio pasado, 193 países, entre ellos Honduras, acordaron acelerar durante los próximos cinco años la lucha contra el Sida para poder terminar con la epidemia para 2030.

"Este compromiso requiere no solo del esfuerzo del Gobierno, sino de toda la sociedad hondureña y el acompañamiento de la cooperación internacional para articular, de manera conjunta, las intervenciones integrales e incluyentes necesarias para lograr el compromiso al 2030", subrayó Hernández Alcerro, según una declaración pública de la Casa Presidencial.

Las instituciones hondureñas involucradas en la lucha contra el Sida "son conscientes de la necesidad de fortalecer la institucionalidad" mediante la Comisión Nacional del Sida, ente encargada de diseñar "estrategias viables" orientadas a prevenir esa enfermedad bajo un enfoque de derechos que permita poner fin al estigma y la discriminación para que los afectados tengan acceso a sus tratamientos, añade la información.

De acuerdo a cifras de la Secretaría de Salud, desde 1985, cuando se detectó el primer caso de sida en Honduras, hasta octubre de 2015, el país registra más de 34.000 casos acumulados de la enfermedad.

El país centroamericano registra alrededor de 852 nuevas infecciones de la enfermedad al año, de ellos el 84 % corresponde a la población mestiza; un 6 % a la población garífuna (negra); y el 2 % a indígenas misquitos.

El 59 % de las personas contagiadas con VIH/sida en Honduras pertenece al sexo masculino, y el 41 % restante a mujeres, según cifras divulgadas por la Casa Presidencial.

Autoridades de Honduras y el Programa Conjunto de Naciones Unidas sobre VIH y Sida (ONUSIDA) reafirmaron hoy su compromiso con la prevención de esa enfermedad y llamaron a acabar con la discriminación que sufren muchos de los grupos más vulnerables a la epidemia.

El director de ONUSIDA en Honduras, Héctor Sucilla, dijo a Efe que las autoridades no deben bajar la guardia contra el Sida porque los infectados siguen aumentando día a día, por lo que considera necesario más información para concienciar a la sociedad, especialmente a los jóvenes, y prevenir y diagnosticar la enfermedad en un primer momento.

Ante ello Sucilla instó al Gobierno hondureño a "redoblar los esfuerzos" para poner fin a la epidemia que se cobra en el país entre 700 y un millar de vidas al año.

La viceministra hondureña de Salud, Delia Rivas, señaló a Efe que su país "ha avanzado mucho" en enfermos con VIH/sida, que ahora tienen acceso a medicamentos retrovirales, lo que aumenta sus expectativas de vida, pero reconoció que "todavía hay mucho por hacer".

Afirmó que 17.340 personas con el virus del sida reciben tratamiento antirretroviral en Honduras, para lo cual el Gobierno invierte alrededor de 20 millones de lempiras (849.617 dólares). 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus