•   Tegucigalpa, Honduras  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

Después de 48 horas de haberles practicado una cirugía para separarlas, las siamesas guatemaltecas "Las Esmeraldas" están "estables" y tienen una "evolución satisfactoria".

Así lo dijo hoy a los periodistas la comunicadora del Hospital Roosevelt, Sharon Ávila, quien añadió que las dos niñas, de 2 meses y medio, están en el Intensivo Pediátrico como parte de su recuperación.

El pasado lunes, un equipo médico de 62 personas participó en la operación y estuvo integrado por cirujanos pediátricos y plásticos, neonatólogos, anestesiólogos, intensivistas, pediatras, radiólogos, enfermeros, terapistas respiratorios, nutricionistas, laboratoristas, farmacéuticos, directos hospitalarios y personal de apoyo.

La cirugía, que duró más de 15 horas, concluyó con éxito en las dos pequeñas, de 8 libras y 12 onzas, que nacieron el 10 de agosto en el Hospital de Jalapa (al oriente del país) y que eran toracópagos, es decir, estaban situadas cara a cara, unidas por el tórax y con órganos separados, excepto el hígado y el intestino.

En el Roosevelt ya se habían realizado este tipo de trabajos con bebés siameses teniendo éxito en las operaciones y en el seguimiento de recuperación.

El último caso conocido en este centro es el de las niñas Ana Rosa y Aída Rosalin, conocidas como "Las Rositas", que nacieron en 2013 unidas por la pelvis y que fueron operadas en 2015, aunque no fueron dadas de alta hasta en 2016.

 

Pero la operación más conocida de siameses guatemaltecos unidos es el de "Las Mariítas", que nacieron unidas por el cráneo y que fueron operadas con éxito en Estados Unidos en 2006.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus