•   Tegucigalpa, Honduras  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

Un voraz incendio consumió en la madrugada de hoy el Museo del Hombre Hondureño en el centro histórico de Tegucigalpa, dejando entre cenizas, entre otras pérdidas, la Biblioteca Especializada en Arte y Cultura Reina Sofía, uno de los aportes de España a la cultura de Honduras.

El fuego consumió el 80 % del museo, el antiguo "piano de Tegucigalpa", toda la Biblioteca Reina Sofía, pinturas y esculturas de artistas nacionales, entre otras piezas de arte, dijo a Efe el portavoz del Cuerpo de Bomberos, Oscar Triminio.

Agregó que el fuego también se propagó a un hotel, en cuyo segunda planta estaban las habitaciones, mientras que abajo funcionaba un bar y a un costado una tienda de ropa.

Según la información provisional de los bomberos, el fuego se pudo haber iniciado en un local abandonado donde durante muchos años funcionó una reconocida imprenta hondureña, al que por la noche llegaban indigentes.

Triminio señaló que el fuego pudo haber sido agitado hacia la izquierda y derecha de donde se originó por los vientos que afectaban a la ciudad en la madrugada.

Dijo además que en principio se creyó que el incendio pudo obedecer al estallido de un transformador del sistema eléctrico público, pero que después se pudo ver que el fuego provenía de adentro, pero que se sigue investigando el origen.

La Biblioteca Especializada en Arte y Cultura Reina Sofía (BARS) era un proyecto de la Fundación para el Museo del Hombre Hondureño que inició en 1998, con el apoyo de la Embajada de España en Tegucigalpa y la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID).

Su creación tuvo como objetivo crear un punto de encuentro que facilitara un acercamiento con el arte y la cultura universal entre niños, jóvenes y adultos interesados en el campo cultural, según informó en su momento la Fundación del Museo del Hombre Hondureño, situado en la Avenida Cervantes de Tegucigalpa.

El edificio que albergaba al museo era uno de los más viejos en el centro de la capital hondureña, conocido como Casco Histórico.

La Biblioteca Reina Sofía fue inaugurada el 13 de agosto de 2008 y era la primera especializada en arte que tenía el país centroamericano.

Su interior estaba constituido por estanterías y mobiliario con diseño clásico en finas maderas de cedro y caoba, y un material bibliográfico de unos 4.000 volúmenes.

El público tenía acceso a información sobre muchas expresiones del arte como pintura, escultura, cerámica y porcelanas; música, teatro, cinematografía, literatura, arquitectura, arqueología, fotografía, artesanía, decoración y diseño; museos y galerías, ciudades, biografías de artistas e historia del arte.

También tenía publicaciones sobre civilizaciones primitivas, urbanismos y centros históricos; restauración, grabado, bienales internacionales y catálogos de arte; antologías revistas de arte, mitología, enciclopedias de arte y subastas de arte.

El centro ofrecía además una sección virtual para complementar la consulta o investigación, y un equipo audiovisual para presentaciones de vídeos y conferencias.

Otro aporte de la Biblioteca Reina Sofía era una Colección de Arte Contemporáneo Latinoamericano de la Fundación para el Museo del Hombre Hondureño.

El Museo del Hombre Hondureño también era un espacio para talleres de expresión artística como parte de un programa educativo para niños, jóvenes y adultos de los centros educativos de Tegucigalpa.

Además fue escenario de exposiciones de arte y presentaciones de libros, entre otras actividades culturales, en un país con pocos espacios para la cultura y el arte.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus