Secciones
Multimedia

Costa Rica celebra sus 69 años sin ejército con un coro de niños

Foto por: ARCHIVO / END

Costa Rica, de la mano de expresidente José Figueres Ferrer, abolió las fuerzas militares el 1 de diciembre de 1948 y decidió invertir más recursos a la salud, la educación y el bienestar social.

Unos 400 niños de centros educativos de San José entonaron el Himno a la Abolición del Ejército, canción que compuso el músico Carlos Guzmán, y que fue donada este año al Ministerio de Educación para que se interprete en los actos de conmemoración.

Costa Rica celebró hoy su tradición pacifista. al conmemorar 69 años de la abolición del ejército con decenas de niños quienes entonaron por primera vez las letras del himno de esta efeméride.

Unos 400 niños de centros educativos de San José entonaron el Himno a la Abolición del Ejército, canción que compuso el músico Carlos Guzmán, y que fue donada este año al Ministerio de Educación para que se interprete en los actos de conmemoración.

"Costa Rica sin armas tiene la fuerza de un gran batallón. Orgullosos cantemos: ¡Viva la paz y que muera el cañón! Por eso es que hoy el mundo nos conoce y nos respeta por la decisión, de levantar cuadernos y violines, en vez de un rifle cruel y destructor", cantaron los niños que llevan ensayando tres meses.

Costa Rica, de la mano de expresidente José Figueres Ferrer, abolió las fuerzas militares el 1 de diciembre de 1948 y decidió invertir más recursos a la salud, la educación y el bienestar social.

Actualmente el país centroamericano solamente cuenta con la policía llamada Fuerza Pública, que en la actualidad la integran unos 14.000 oficiales.

En el evento oficial, que se llevó acabo en la Plaza de la Democracia, frente al Museo Nacional, antiguo Cuartel Bellavista, el presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, entregó una ofrenda floral a la estatua de Figueres.

En el acto Solís además entregó la condecoración de "Mérito en la Paz y la Democracia" a María Eugenia Bozolli, quien ha dedicado su vida al estudio y el conocimiento resaltando los valores de paz y la democracia, desde la visión de la antropología, la sociología y la defensa de los derechos humanos.

"Quisiera resaltar además su clarividente espíritu ciudadano, que ha contribuido enormemente a la formación de los valores que aquí estamos celebrando: la solidaridad, la paz y la construcción cívica en democracia, más allá de cualquier presea, la afirmación de esos valores nos inspiran y han de ser como un faro que resplandezca sobre nuestra patria", dijo Solís.

Por su parte, Bozolli manifestó en su discurso que ha sido "beneficiaria de las ventajas que ofrece un país sin ejército que decidió dedicar los recursos a varios campos del bienestar social especialmente a la educación".