Secciones
Multimedia

Policías especiales declaran huelga de brazos caídos en Honduras por crisis

Foto por: EFE

Simpatizantes de la Alianza se manifiestan en Tegucigalpa (Honduras).

"Nosotros somos pueblo y no nos podemos estar matando con el propio pueblo", dice un policía de Honduras.

Un grupo de agentes de la fuerza especial "Cobras" de la Policía de Honduras se declaró hoy en huelga de "brazos caídos" supuestamente por la crisis política en el país, agudizada desde el pasado miércoles con el inicio de protestas de la oposición que denuncia un supuesto fraude en los comicios recientes.

"En estos momentos estamos de brazos caídos (...), para manifestar nuestra inconformidad por lo que está pasando a nivel nacional. Nosotros somos pueblo y no nos podemos estar matando con el propio pueblo, nosotros tenemos familia", dijo a periodistas un portavoz de los manifestantes, que andaba con el rostro cubierto.

Debido a la crisis que vive el país tras las elecciones del 26 de noviembre que, según informes oficiales, ganó el presidente actual, Juan Orlando Hernández, los agentes especiales aseguran que les han obligado a permanecer en la unidad ante cualquier disturbio que se pueda generar, lo que les ha impedido ver a sus familias.

"Si los políticos no se ponen de acuerdo en resolver sus cuestiones, nosotros no podemos prestarnos para favorecer a un candidato, nosotros nos estamos rebelando porque no podemos estar trabajando en la calle y matándonos con la gente. Los políticos tomen la determinación de solucionar sus propios problema", enfatizó el portavoz de los manifestantes.

Desde el pasado miércoles simpatizantes de la Alianza de Oposición contra la Dictadura, cuyo aspirante presidencial es Salvador Nasralla, han protagonizado protestas en las calles contra un supuesto fraude a su candidato, lo que agudizó la crisis en el país centroamericano.

Durante la protesta de los uniformados, que inició a las 15:30 hora local (21:30 GMT), los manifestantes denunciaron además que las autoridades de la Policía Nacional autorizaron un aumento salarial al personal auxiliar de la institución.

"No es posible que nosotros que tenemos más de 15 días de estar trabajando sin salir, nadie nos da nada, solo a los auxiliares les dieron", subrayó. Enfatizó que la fuerza especial policial es "garante de proteger la seguridad de las personas, pero no podemos andar matando a la gente , confrontando al pueblo".

La misma fuente indicó que el director de la unidad especial, Encarnación Guerrero, fue "destituido" en San Pedro Sula, norte, por "reclamar sus derechos", información que no ha sido confirmada ni desmentida por las autoridades de la Policía Nacional.

Insistió en que los policías "no nos podemos estar matando con el pueblo por dos personajes políticos que se están disputando el poder" en Honduras.

"No vamos a ir a confrontarnos con la sociedad en la calle, no vamos a salir a la calle y llamamos a todos los policías que están distribuidos a nivel nacional a solidarizarse", enfatizó el portavoz de los manifestantes, sin precisar hasta cuando mantendrán la huelga, que fue mencionada por Nasralla en una rueda de prensa.

ONU pide calma

La ONU hizo hoy un llamamiento a la calma y la moderación a raíz de las disputas surgidas tras las últimas elecciones presidenciales de Honduras, y confía en que se resuelvan por los canales legales.

En los comicios, que se disputaron el pasado 26 de noviembre, el actual gobernante, Juan Orlando Hernández, fue reelegido con el 42,98 % de los votos, de acuerdo con el escrutinio especial que cerró este lunes el Tribunal Supremo Electoral (TSE). En segundo lugar quedó Salvador Nasralla, candidato de la Alianza de Oposición contra la Dictadura, con el 41,39 % de los votos.

Nasralla, sin embargo, no acepta estos datos al considerar que ha habido un "fraude" en las urnas.