Secciones
Multimedia

Cecilia Ramírez: la tenista número uno en la categoría U14

Foto por: Melvin Vargas

Cecilia María Ramírez Lanuza.

Atleta. Tiene 14 años, cursa el noveno grado y tiene la meta clara de dar un buen partido cuando compita dentro de la categoría libre de tenis durante los XI Juegos Deportivos Centroamericanos.

Cecilia Ramírez Lanuza es una de las cuatro tenistas nicaragüenses que participarán en los XI Juegos Deportivos Centroamericanos que se celebran a partir de hoy en Managua, pero también es la menor de todas. 

Tiene 14 años y cursa el noveno grado, sin embargo, tiene la meta clara de dar un buen partido cuando compita dentro de la categoría libre de tenis, que será hasta ahora la competencia más importante en la que haya participado. 

“Son los más grandes juegos en los que he estado, pero voy a dar lo mejor que tenga en la cancha”, dice la joven de tez blanca y físico esbelto desde el Centro Sport Slam ubicado en Ticuantepe.

Inicios

Cecilia Ramírez inició a practicar tenis cuando tenía 7 años por sugerencia de su padre, Julio Ramírez Argüello, quien en su juventud practicaba este deporte por diversión. 

“Mi papá me dijo que si quería jugar tenis. Yo nunca lo había visto, hasta que lo empecé a jugar. Ese primer día que lo probé me di cuenta que me gustaba y que me quería quedar jugando”, dice la joven tenista, quien para ese entonces recibía clases en el Club Terraza con el entrenador Alex Cruz. 

Así inició a participar en torneos de la categoría U10, diseñada para menores de 11 años. Aunque en ese primer torneo tuvo algunos reveses, esto la alentó a seguir entrenando y mejorando sus técnicas, comenta siete años después de haber comenzado a practicar tenis. 

Número uno

Cuando alcanzó los 12 años comenzó a ganar torneos U12. “Le empecé a ganar a las niñas con las que perdía en la U10”, cuenta. Ahora que compite como U14, es la número uno de esa categoría. La raqueta parece ahora una extensión de su brazo. 

En febrero de este año Cecilia asistió a la Competencia Mundial de Tenis Junior (WJTC, por sus siglas en inglés), en República Dominicana, en donde participaron tenistas de 17 países de Centroamérica y el Caribe. La nicaragüense logró ganarles a las tenistas de U14 de Bahamas y de las Islas Vírgenes. 

La joven también ha participado cada año en los torneos de la Conteca (Confederación de Tenis Centroamericana) desde que tiene 10 años, y en los torneos nacionales que organiza la Federación Nacional de Tenis, en donde ha tenido participaciones destacadas en los últimos años. 

Entrenamiento

El tiempo de Cecilia se divide en dos importantes bloques: el estudio y el deporte. Por la mañana y hasta las 2:00 de la tarde, recibe clases en el Colegio San Agustín, y por las tardes, de 6:00 a 9:00 de la noche, entrena en el Centro Sport Slam. 

“Llego a mi casa a las 2:30 de la tarde, como y hago tareas para poder estar lista a las 6:00 para el entrenamiento. A veces se me complica, sobre todo cuando tengo exámenes”, comenta la tenista, quien ha estado entrenando fuertemente desde febrero de cara a los Juegos Deportivos Centroamericanos. 

Entrena de lunes a sábado. Algunos días se prepara físicamente para potenciar la fuerza, velocidad y resistencia durante el juego, y otros días se dedica a practicar tenis con su entrenador, Álvaro González. 

“Siento que voy a ganar experiencia en este torneo. Lo que más espero es dar un buen partido”, asevera Cecilia, quien agrega que una vez en la cancha de tenis debe concentrarse profundamente: “se necesita bastante concentración, te tenés que automotivar en la cancha porque no hay nadie junto a vos y todo depende de vos en el partido”. 

Su familia también es un pilar de apoyo para la tenista, pues siempre la acompañan a grandes eventos como competencias internacionales o a los entrenamientos de rutina. Su padre, madre y sus tres hermanos “siempre me están animando”, manifiesta Cecilia.  

Los juegos

En el colegio San Agustín, los compañeros de Cecilia saben que es una tenista destacada. Pero no todos saben cómo funciona el deporte. Se trata de una disciplina poco popular, por lo que también hay pocos jugadores. 

“Eso es un obstáculo, porque entre más gente juega, tenés más fogueo y eso te ayuda a mejorar bastante”, dice Cecilia, a quien le gusta más jugar con las tenistas de mayor edad, “porque ellas tienen más experiencia y jugando con ellas me siento mejor, pegan más fuerte y aprendo más”. 

En el futuro, la tenista de 14 años tiene proyectado estudiar en una universidad extranjera y continuar jugando. “No quiero parar”, asegura quien quiere “llegar a ser la mejor de Nicaragua” jugando tenis.