•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Siendo el debut, lo más importante para las selecciones nacionales de Baloncesto en ambos sexos, era ganar sí o sí. Al margen del funcionamiento de los equipos, el objetivo se logró, en masculino Nicaragua doblegó 69-59 a Guatemala en el duelo más esperado de la noche en la cancha del Polideportivo Alexis Argüello, donde también las mujeres prevalecieron sobre El Salvador con score de 58-53.

Coincidió el sufrimiento en la agonía de los encuentros de ambos equipos nicaragüenses. En masculino, Nicaragua entró al último cuarto de juego con una ventaja de 11 puntos (51-40), y en un abrir y cerrar de ojos Guatemala tenía el partido 59-57. Fue entonces que aparecieron dos puntos tranquilizadores del gigante Róger Muñoz, sus primeros y únicos de la noche, dándole un respiro al equipo 61-57. Pero el hombre clave en el cierre tiene nombre: Dayton Cacho, el número 10 que tiene una calidad técnica inmejorable. Cacho se prendió ejecutando dos tiros consecutivos que significaron 4 puntos, después metió un tiro libre, y fue entonces que la Selección amplió la ventaja 66-57, sumando tres unidades y solo permitiéndole dos a los chapines para el definitivo 69-59.

“El pollo” impresionante

En la primera mitad del encuentro, brilló Carlos “El Pollo” González. El veterano que aún mantiene la magia con el balón, armando jugadas con maestría y penetrando las defensivas con una habilidad extraordinario, volvió loco a la defensa guatemalteca. González junto a Bartel López, el gigante de ébano, más el aporte siempre importante de Noel McKenzie, cargaron con el equipo que necesita mejorar defensivamente y tener más puntería al momento de la ofensiva.

“El Pollo” fue el máximo anotador de Nicaragua con 16 puntos, además increíblemente aportó en la defensiva con 6 rebotes defensivos, increíble si se toma en cuenta su baja estatura. McKenzie sumó 12 puntos, en tanto, Dayton Cacho totalizó 10 unidades. Defensivamente, Bartel tuvo 12 rebotes. Vale señalar que López no comenzó de titular en el partido, y su ausencia se evidenció en el primer cuarto en el que la selección lo perdió 17-12.  Con Bartel el equipo ganó el segundo cuarto 22-10, dándole vuelta al marcador 34-27 en la primera mitad de juego. 

Guerrero se luce

En los momentos más difíciles, emergió la figura de Ileana Guerrero para calmar la tempestad y darle oxígeno al equipo.  Guerrero, con puntería de francotirador, anotó 19 puntos, guiando a la Selección Nacional de Baloncesto Femenino a su primer triunfo contra El Salvador con marcador de 58-53, en la cancha del Polideportivo Alexis Argüello.

El encuentro tuvo dos caras: un inicio frío y un cierre frenético cargado de emociones, con una Nicaragua en ventaja, pero siendo sometida a una presión asfixiante. En el primer cuarto entre los dos equipos solamente anotaron 17 puntos, la Selección Nacional tomó la delantera 10-7, aprovechando su solidez defensiva orquestada por las costeñas Iony Slate y Tisha Stale, dos postes que se mostraron imponentes durante los 40 minutos de juegos. Entre ambas sumaron 20 de los 42 rebotes defensivos de las nicas.

Respondió El Salvador adjudicándose el segundo cuarto 16-14, estrechando la pizarra 24-23. Apareció Verónica Sosa, quien con su velocidad de relámpago penetró la defensiva nica con cierta facilidad. De hecho, Sosa fue la máxima anotadora de El Salvador con 13 puntos, además sumó 4 rebotes, 3 ofensivos y 1 defensivo a pesar de su baja estatura. 

Con un punto de diferencia finalizada la primera mitad del encuentro, Nicaragua explotó en el tercer cuarto, marcando 23 puntos, por uno no alcanzó los 24 que totalizó sumando los dos cuartos iniciales. Guerrero se lució con dos disparos de 2 puntos cada uno, más otro de 3, que resultaron fundamentales para estirar la ventaja 47-36. 

Esos 11 puntos de ventaja, Nicaragua los supo administrar muy bien en la agonía del encuentro. Sufrieron las nicas perdiendo el último cuarto 17-11, pero el trabajo se hizo en el tercero con esa ventaja de 11 unidades. 

“Comenzamos muy suave el partido, pero después de la primera parte no sirvieron tres aspectos claves: actitud, trabajo en equipo, e intensidad porque no hay enemigo pequeño, teníamos que jugar con todo. Los nervios nos afectaron en su momento, mostramos cierto desbalance”, dijo Guerrero, la mejor jugadora de Nicaragua. “Tenemos que mejorar muchísimo, pero creo que podemos pelear la mellada”, agregó. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus